El número estimado de nacimientos en Japón cayó a 1.001 millones en 2014, el nivel más bajo registrado hasta ahora en este país cuya población envejece, según estadísticas oficiales publicadas el jueves.

Es el cuarto año consecutivo que Japón registra un récord a la baja, según el ministerio de Sanidad. Paralelamente, 1,269 millones de personas murieron en 2014, una cifra al alza por quinto año consecutivo.

Según la prensa local, que cifra el margen de error en un millar de bebés, el número de nacimientos podría en realidad ser inferior al millón. Las estadísticas definitivas serán publicadas más adelante.

Esta tendencia se mantendrá previsiblemente "puesto que el número de mujeres en edad de reproducirse está en declive", dijo un portavoz del ministerio, citado por Kyodo News.

El envejecimiento de la población plantea un gran desafío a las autoridades niponas, que deben financiar las pensiones con una cifra a la baja del número de trabajadores.

El gobierno indicó en abril que la población había retrocedido por tercer año consecutivo hasta unos 127 millones y que las personas de 65 años o más representaban más de un cuarto de la población.

El índice de fecundidad en Japón es de 1,4 hijos por mujer.

La principal razón de este fenómeno es económica, además del déficit de infraestructuras y de opciones para dejar a los niños durante la jornada laboral.