Rusia, Bielorrusia y Kazajstán alcanzarán en este año que comienza un nuevo nivel de integración con la entrada en vigor a partir de este 1 de enero del acuerdo de la Unión Económica Euroasiática (UEE).

Los Estados miembro del tratado de la Unión Económica Euroasiática se comprometen a garantizar la libre circulación de bienes, servicios, capitales y trabajo, y a realizar políticas coordinadas en sectores clave como la energía, la industria, la agricultura y el transporte. El tratado de la UEE establece también la creación en 2016 del mercado común de medicamentos, informa RIA Novosti.

De esa forma se creará un gran mercado común que incluye 170 millones de personas y que pretende convertirse en un potente centro de desarrollo económico.

La sede de la Unión Económica Euroasiática se ubicará en Moscú, el regulador financiero en Alma-Ata y el tribunal de la UEE en Minsk.