Este 1° de enero se cumplen 56 años de la Revolución Cubana, desde entonces el pueblo del Comandante Fidel Castro acumula victorias populares de reconocimiento internacional a su favor gracias a la dignificación de los servicios básicos.

La Revolución Cubana es sinónimo de beneficios sociales. 56 años después, este pequeño país caribeño se perfila en el mundo como un ejemplo de fortaleza y solidaridad, pese al bloqueo económico y financiero impuesto hace más de 50 años por EE.UU.

Cuba es reconocida mundialmente por sus proyectos sociales, principalmente en salud y educación, sectores que el Gobierno revolucionario ha convertido en su más destacada carta de presentación.

Además de beneficiar al pueblo cubano, los servicios de salud se han convertido en producto de exportación de ese país caribeño. Más de 15 mil médicos y en total, cerca de 40 mil trabajadores vinculados a esos servicios se encuentran distribuidos en el resto del mundo.

Estos son algunos de los principales logros de la Revolución Cubana:

SALUD

En 1956, cuando pronunciara el ya famoso alegato “La Historia me absolverá”, el Líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, advertía la grave crisis humanitaria por la que atravesaba la Cuba del dictador Fulgencio Batista.

Antes de 1959, de los 300 asentamientos con más de mil habitantes sólo 114 contaban con suministro de agua por sistema de acueducto y 12 con alcantarillado. Además de la degradante condición de las plantas potabilizadoras, lo que conllevaba a la propagación de enfermedades.
Más de medio siglo después, Cuba cuenta en la actualidad con 93,8 por ciento de agua potable. Para 2006, se registraban 239 embalses administrados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, que almacenan en su conjunto 8774,32 hm3.

En la actualidad, se posiciona como uno de los países de América Latina con mayor y novedoso desarrollo médico y presta colaboración internacional en salud a 66 países.

En datos

Cuba cuenta con 481 mil 960 trabajadores de la salud: 6.6 por ciento de la población económicamente activa.
Hay un médico por cada 133 habitantes.

Menos del 0,1 por ciento de la población padece de VIH/Sida.

Hay 22 facultades de medicina que han formado más de 78 mil médicos y han colaborado con 100 países del mundo durante los años de Revolución.

Más de 25 mil personas, entre ellas 21 mil 340 niños, han sido beneficiados por el programa humanitario desarrollado por Cuba para las víctimas de la catástrofe nuclear de Chernobil.

EDUCACIÓN

Antes de la llegada de la Revolución a Cuba, la educación no cubría a la totalidad del país y los presupuestos asignados por la dictadura de Fulgencio Batista eran irrisorios.

A partir de enero de 1959 con el triunfo de la Revolución se inician esfuerzos que tuvieron como contenido esencial dar solución a los grandes problemas del pasado neocolonial, la reorganización y tecnificación del Ministerio de Educación y la toma de medidas inmediatas para acabar con el analfabetismo y la extensión a toda la isla de los servicios educativos.

En 1961 se inició la compaña para la alfabetización de un millón 032 mil 849 personas que no sabían leer ni escribir y culminó exitosamente el 22 de diciembre de ese mismo año con la Declaración de Cuba como Primer Territorio Libre de Analfabetismo de América.
En datos

Cuba ocupa el primer lugar de inversión en educación del mundo con respecto a su PIB: 13 por ciento.

Tasa anual de alfabetización de adultos de 99.8 por ciento.

Tasa de alfabetización de jóvenes entre 15 y 24 años: 100 por ciento.

Participación en la escuela primaria (mujeres 100 por ciento / hombres: 98.4 por ciento)

El 95 por ciento de los niños termina la escuela primaria.

RELACIONES INTERNACIONALES

Estados Unidos impuso un bloqueo comercial a Cuba que se mantiene vigente desde 1961. Pese a que el bloqueo ha tenido impacto en la economía de Cuba, esa medida no doblegó la visión antiimperialista del país. Una muestra de ello es el rechazo a formar parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), después de 47 años de exclusión.

“Cuba no quiere regresar a la OEA”, fue la respuesta de La Habana ante la invitación realizada en la cumbre de la OEA en San Pedro Sula (Honduras) en el 2009. No obstante, agradecieron la buena voluntad de los gobiernos latinoamericanos que ejercieron presión y doblegaron la política excluyente de Estados Unidos.

El pasado 17 de diciembre Estados Unidos reconoció que excluir a Cuba fue un grave error, a partir de esa fecha los dos países restablecieron relaciones y queda a la expectativa el rumbo económico al que llevará esa decisión.