Rituales, amuletos, limpias y ropa para atraer la buena suerte y el amor, son algunas de las costumbres o tradiciones que celebran los [email protected] en diferentes países del mundo, en Nicaragua entre las más conocidas se encuentran la quema del viejo, la ingesta de doce uvas, baños de limpia, comprar amuletos o talismanes, incluso ponerse una prenda intima de color rojo para atraer el amor.

En el Mercado Oriental se encuentra negocios que se dedican a ofertar objetos, sustancias, jabones, pomadas o una figurita que algunas personas consideran les darán buena suerte para el año nuevo. Estos negocios son conocidos como las tiendas esotéricas y en este centro de compras existen al menos unos diez.

Personas consultadas por estas creencias o supersticiones, señalan que son verdaderas y por eso siempre el 31 de diciembre buscan los baños de limpia, se comen las 12 uvas o compran algún amuleto para atraer la buena suerte, alejar las enfermedades, incluso evitar a los malos vecinos. Otros manifestaron no creer y al único que hay que aferrarse es a Dios, a su hijo Jesucristo y a la Virgen María Santísima.

Doña Martha Arroliga, dueña de una tienda esotérica en el Mercado Oriental, señaló que en esta época del año [email protected] se acercan para preguntar y comprar por los diferentes talismanes o amuletos que traen buena suerte, en su mayoría piden para ganar dinero, amor y salud.
“En estas fechas ya comienzan a buscar amuletos, los elefantes de la abundancia y otras cosas. La costumbre no se ha perdido”, aseguró Martha que tiene 20 años de tener su negocio, que está lleno de budas, elefantes, talismanes, o amuletos.

“Generalmente en el fin de año se pide para todo, para la prosperidad, para la salud, para el amor, para la reconciliación cuando las parejas están separadas y lo más importante son los baños de limpieza o despojo para recibir el año nuevo con una nueva energía, energía positiva, con buena vibra, para desbloquear todo lo negativo del año viejo y recibir el nuevo”, agregó.

Dijo que lo primordial es creer y tener fe, ya que cuando uno busca una limpia o un despojo, es que va rompiendo o abriendo camino para salir adelante. “El elefante representa la suerte, si tenes uno en tu casa podes atraer la suerte, es como el Buda, el trébol o la herradura son símbolos de suerte”. Otra manera de despojarse de lo negativo, es colocar incienso en las viviendas, pues el olor logra sacar esas malas vibras.

Uno de los rituales más aplicados por los clientes de doña Martha, es el encendido de 12 velas, las cuales representan un mes del año y tienen diferente significado.

Para quienes gustan de aplicar este rito, se ponen a la venta los paquetes con las 12 veladoras, con colores y significados diferentes.
Doña Marta aseguró que tiene clientes que sin falta llegan los primeros días de enero para hacerse una “limpia” y de paso se compran el amuleto.

El incienso purifica nuestros hogares

Doña Marta considera que si bien los seres humanos nos aferramos a las creencias y tradiciones, siempre se hace necesario pedirle a Dios por la humanidad y que se abran los caminos de amor, solidaridad, para salir adelante.

El señor Pablo Méndez, indicó que compra siempre incienso para quemarlo en su hogar, además que para él representa una tradición de muchos años “y el incienso es para elevar sus oraciones y tener la presencia de Dios”.

“Lo primordial es que uno tiene que desarraigarse todo lo malo que tiene en el corazón para poder estar delante de su presencia y lo hacemos a través de Jesucristo siempre. El incienso sirve para acompañarnos en nuestras oraciones.

Rosa Marenco, que tiene un negocio de comida cerca del puesto de doña Martha, dice no creer en nada de lo que vende su vecina, pues lo que hace siempre para tener suerte y salud, es encomendarse a Dios. “La verdad de las cosas es que no creo, no creo en eso”, dijo Rosa.

Las 12 uvas

Una tradición que se hace en muchos países es la ingesta de 12 uvas, en Nicaragua mucho se practica, el ritual consiste en comerse las 12 uvas al momento de las campanadas de fin de año y pedir los deseos.

“Dicen que trae prosperidad, es una tradición supuestamente para que en el próximo año nos vaya mejor, yo fíjate que no creo, las bendiciones vienen de Dios, es Dios quien te va a bendecir y ayudar a que todo te salga bien y todo lo que nosotros pensemos siempre poner a Dios”, refirió Josefina Martínez del barrio Altagracia.

Doña Martha aseguró que un 31 de diciembre no ve nada malo comerse las 12 uvas “y pueda ser que le de suerte a las personas que creen en eso, pero que es una tradición es una tradición”.

Otros rituales que se practican a la medianoche del 31 diciembre y primero de enero en otros países, es besar a una persona del sexo opuesto, esto si realmente quieres es encontrar pareja en año nuevo. Trata de felicitar, pero en cuanto acabe el año busca como besar a alguien del sexo opuesto, si eres mujer, felicita primero a tu hermano o padre y viceversa.

Otra tradición es escribir en un papel en blanco una lista de tres deseos, lo anotas y dobla el papel, déjalo pegado a tu piel al momento de cenar y cuando expire el año quémalo. Otras tradiciones en el mundo tienen que ver con ponerse ropa interior color amarillo para atraer salud, recibir el año con billetes entre las manos para garantizar dinero, salir de la casa a las doce con maletas y bolsos para viajar todo el año, escoger tres piedras diferentes para simbolizar la salud, el dinero y el amor.

Cierto o no, las supersticiones siempre están presentes en nuestras vidas, pero la mayoría de consultados coincidieron que Dios debe ocupar la sala principal de nuestros corazones.