Cuando esté agonizando éste 31 de diciembre del 2014 para darle paso al 2015, seguramente podrá observar como el cielo de Managua y de otros departamentos, se iluminan con los miles de colores de los fuegos pirotécnicos que miles de nicaragüenses llegaron a comprar a los diversos puestos autorizados por las autoridades de la Policía Nacional y la Dirección General de Bomberos.

Este año los comerciantes de pólvora no se pueden quejar, de acuerdo a Santiago Membreño, vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de Juegos Pirotécnico, los nicaragüenses de todos los sectores sociales no escatimaron en gastos para despedir el 2014 y muestra de ello, es que a eso de las 12 del mediodía de este último día del año, los estantes de estos negocios estaban con poco inventario.

“Las ventas han estado bastante buenas, en general buenas, aunque hubieron días que verdaderamente nos desesperamos porque no se vendía absolutamente nada, pasamos varios días que solamente veníamos a descansar un rato porque las ventas se bajaron completamente a las expectativas”, señaló Membreño al comentar los momentos que vivieron al inició de la temporada navideña.

Indicó que las ventas mejoraron grandemente el seis, siete y 8 de diciembre, pero el 23 y 24 se incrementaron para regocijo de los comerciantes y en el transcurso de la mañana y mediodía del 31 de diciembre, muchas familias estaban llevándose lo último del inventario.

Membreño manifestó que los productos que lograron buenas ventas, son aquellos que pueden ser manejados por niños entre los 7 y 12 años, es decir las candelas romanas, los volcancitos, las mariposas, las bombitas de contacto (pili craquer) y otros que traen mucha luminosidad. La cargacerrada también se vendió en grandes cantidades, los paquetes de triquitraque y otros productos fabricados en China.

Walter González, vendedor en el puesto “Bendición de Dios”, aseguró que a eso de las 5 de la tarde ya no habrá productos, pues las familias están llegando en todo momento.

“Todo lo que es la cargacerrada se está moviendo (vendiendo), casi no tenemos productos y esperamos llegar a la noche sin cargacerrada, para mí este año fue el año de la pólvora porque se ha estado vendiendo bastante, de todo se está moviendo, pólvora china, pólvora nacional y la centroamericana”, señaló González.

“Estoy comprando un poquito de cada cosa, llevo volcanes, candelas romanas, arbolitos, pili craquer y me gusta quemar pólvora, porque es una tradición y se la llevó a los niños. He venido varias veces y siempre me llevó mis 300 o 400 pesos (córdobas)”, dijo doña Aura Mendoza del barrio San Judas.

“Ando buscando juegos que sean para niñ@s, que no usen fósforos, por decir la bombita que se tira al piso, la candelita romana y que los padres siempre estén presentes”, recomendó doña Margarita Vílchez, que consideró que los precios aumentaron este último día del año.

Membreño recomendó a los padres de familia estar en todo momento vigilando a los niños y niñas, esto para evitar que puedan sufrir algún accidente con la pólvora y de esa manera recibir un año nuevo en unidad familiar. Los comerciantes destacaron que este 2014 gracias a Dios no se registró ningún percance en los 18 puntos autorizados para vender pólvora en todo el país.