Uno de los esperados estrenos de fin de año era El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos. Y como era de esperar, la cinta de Peter Jackson basada en las obras de J.R.R. Tolkien ha recaudado US$ 573 millones a nivel mundial desde su estreno hace tres semanas.

Sin embargo, su éxito no logró salvar el año de la industria estadounidense, que registró sus peores resultados desde 1995.

Las cifras son aún más negras que las de 2011, el hasta ahora peor año del cine norteamericano desde el 95. En esa oportunidad, la recaudación llegó a los US$ 10.200 millones de dólares y la venta de entradas cayó a US$ 1.260 millones.

Ese año la película más taquillera fue Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 2, que logró US$ 381 millones en Estados Unidos y US$ 1.300 millones a nivel internacional.

En 2014, la venta de entradas llegó a los US$ 1.259 millones, un 6% nmás abajo que en 2013 donde alcanzó los US$ 1.340 millones.
En 1995, el peor año del que se tenga registro, la venta de tickets llegó a los US$ 1.211 millones, informó Deadline.

Para el 2015 se espera un resultado más auspicioso, considerando los estrenos de Rápido y Furioso 7 (julio 2015), The Good Dinosaur (30 mayo 2015), Cincuenta sombras de Grey (1 agosto 2015), Tomorrowland (mayo 2015), Star Wars, Episodio VII (18 diciembre 2015) y Misión Imposible 5 (25 diciembre 2015).