No habían transcurrido ni 24 horas de la terrible tragedia de ver sus viviendas consumidas por el fuego, cuando el Gobierno Sandinista que dirigen el Presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, estaba brindando respuesta inmediata a las dos familias afectadas por un incendio en el barrio René Cisneros de Managua.

Ubicadas las viviendas afectadas de la plaza Julio Martínez dos cuadras al norte, camiones cargados de piedras canteras, más de 10 bolsas de cemento, arena, piedrín, perlines y laminas de zinc, fueron entregados a doña Luz Marina Pérez y a sus [email protected], los que de esta manera tendrán la posibilidad de empezar un 2015 bendecidos, prosperados y en victoria.

Doña Luz Marina no pudo contener las lágrimas cuando observaba a los miembros de la Promotoría Solidaria de la Juventud Sandinista 19 de Julio, bajar del camión de la Alcaldía de Managua los materiales de construcción, para que este 31 de diciembre empiece su nueva vivienda a ser construida.

“Veo muy bonito este gesto y ahora que tengo la necesidad se están portando bien, bueno con todo mundo se portan bien y lo mío yo lo veo que va más rápido, le doy gracias a Dios, a doña Rosario (a la compañera Rosario Murillo) a don Daniel por todo lo que hace (solidarizarse y ayudar a los pobres)”, subrayó doña Luz Marina, mientras las lagrimas brotaban de sus ojos.

Destacan solidaridad de vecinos
Mientras los jóvenes sandinistas descargaban del camión los materiales de construcción, doña Luz Marina destacó que sus vecinos en todo momento le ayudaron durante y después del incendio.

“Desde ayer así ha sido la bendición, la gente del barrio me han estado trayendo cositas, ropas, porque no nos quedó nada, desde ayer la vecindad venían a dejarme comidita. Sentí la solidaridad de mis vecinos y le doy gracias a Dios porque me he sentido bastante aliviada y estoy viendo que la respuesta del gobierno es inmediata”, agradeció la afectada.

Juan Alemán, hijo de doña Luz Marina, aseguró que tras la tragedia lo primero que le dijo a su madre que tuviera fe en Dios que las autoridades le ayudarían a levantar el hogar que tanto les constó erigir en 20 años.

“Una vez más se ratificó esa solidaridad del comandante Daniel y la compañera Rosario, de estar con los más desposeídos”, dijo Alemán, indicando que Dios seguirá derramando sabiduría y salud a las autoridades del FSLN y del Gobierno para que continúen esa defensa contra los pobres.

“Una vez más se ratifica eso de la restitución de derechos a las familias más desposeídas, eso es solo con este gobierno Cristiano, Socialista y Solidario. Después de la tragedia le dije a mi mamá ‘no se preocupe, yo estoy seguro que el comandante Daniel y la compañera Rosario nos brindarán la mano para tener un fin de año bonito”, concluyó Juan, instando a las familias a seguir manteniendo al FSLN y al Comandante Daniel al frente del país.

La compañera Rosario Murillo en su intervención de este mediodía 30 de diciembre, anunció las buenas noticias para estas dos familias que resultaron afectadas por un incendio que aparentemente tuvo su origen en un cortocircuito.