El 30 de diciembre el euro ha registrado en el mercado de divisas el mismo cambio respecto al dólar que en 2012.

La caída del euro se debe al fracaso de las elecciones presidenciales en Grecia, que imposibilitaron que el candidato de la coalición gobernante obtuviera los votos suficientes para proclamarse como jefe de Estado, informa el bróker Pepperstone. El martes 30 de diciembre el euro ha registrado una tasa de cambio de 1,230 respecto al dólar, la misma que en 2012.

Los mercados europeos temen que la izquierda, cuyos líderes podrían intentar renegociar la deuda de la nación, llegue al poder en Atenas. El economista Jesús Domínguez Mielgo señala que es posible que el euroescepticismo contagie a todo el sur de Europa.

Entretanto los analistas consideran que se trata solo del inicio de la crisis política en Grecia y advierten de que los inversores tendrán que ser más pacientes y selectivos.