El Vicepresidente de Nicaragua, General de Ejército (R) Moisés Omar Halleslevens viajó hoy a Brasil para representar al presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra en la asunción del segundo mandato presidencial (2015-2019) de Dilma Rousseff este 1 de enero del 2015.

La ceremonia de la investidura de la mandataria brasileña está prevista para las 15 horas (local de Brasil). Posteriormente Rousseff saludará uno a uno los jefes de estado y representantes de diversos países. Halleslevens quien retornará a Nicaragua el 2 de enero del nuevo año es portador de un saludo que le envían a la presidenta Rousseff el Comandante Danniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Rousseff, anunció este martes en Brasilia los nombres de siete nuevos ministros de cara al nuevo mandato que comenzará este 1 de enero, con lo que aún debe designar a otros quince miembros de su próximo gabinete, que son en total 39.

Rousseff, que ya había designado con cuentagotas a 17 de sus nuevos ministros, anunció hoy mediante un escueto comunicado a los nuevos titulares de Transporte, Integración Nacional, Secretaría General, Desarrollo Agrario, Relaciones Institucionales, Comunicaciones y Previsión Social.

El Ministerio de Transporte será dirigido por Antonio Rodrigues, un senador de 64 años que pertenece al Partido de la República (PR), de centro derecha.

Para la cartera de Integración Nacional la presidenta designó a Gilberto Occhi, abogado de 56 años que desde marzo pasado ocupaba el cargo de ministro de Ciudades y está vinculado al derechista Partido Progresista (PP).

Rousseff optó para la Secretaría General por Miguel Rossetto, un exsindicalista de 54 años y miembro del Partido de los Trabajadores (PT), que ya fue ministro de Desarrollo Agrario hasta marzo pasado, cuando dimitió para dedicarse a trabajar en la campaña electoral de la mandataria, que fue reelegida el pasado octubre.

El Ministerio de Desarrollo Agrario recaerá en Patrus Ananias, abogado de 62 años e histórico dirigente del PT, que fue titular de Desarrollo Social y Combate al Hambre durante la gestión de Luiz Inácio Lula da Silva.

El diputado Gilberto José Vargas, de 56 años, homeópata, antiguo dirigente del PT y exministro de Desarrollo Agrario pasará a ocupar ahora la estratégica cartera de Relaciones Institucionales, que se ocupa de las negociaciones entre el Gobierno y el Congreso.

El Ministerio de Comunicaciones también quedará en manos del PT a través de Ricardo Berzoini, un ingeniero de 54 años que hasta ahora ocupaba el cargo que desempeñará Vargas y quien ya ha sido ministro de Trabajo y de Previsión Social y ha presidido el partido gobernante.

El PT también ocupará el Ministerio de Previsión Social, para el cual hoy fue designado Carlos Gabas, contador público de 49 años que ha hecho toda su carrera en el partido que lidera Rousseff.

Rousseff, reelecta presidenta de Brasil el pasado 26 de octubre, recibió el pasado 29 de diciembre el diploma que la acredita para iniciar un nuevo mandato. En su discurso, se comprometió a combatir la corrupción en su país.

Al recibir el diploma, Rousseff se comprometió a combatir con firmeza la corrupción durante su segundo mandato, en particular se refirió a la investigación del caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

La mandataria brasileña aseguró que trabajará para convertir "la renovación de Petrobras en la energía transformadora" de Brasil y que cerrará “todas las puertas a la corrupción".

Historia de la mandataria brasileña Dilma Vana da Silva Rousseff hija de madre brasileña y padre búlgaro, Dilma se crió en el seno de una familia de clase media alta. Se instruyó en un colegio público. Mientras estudiaba en el colegio secundario, tuvo lugar el Golpe de Estado de 1964.

Desde aquel momento, comenzó a militar en el movimiento de resistencia contra la dictadura militar. En 1964, siendo estudiante secundaria, comenzó a militar políticamente en la Organización Revolucionaria Marxista Política Obrera (POLOP) Política Operária (en español Política Obrera), para formar luego parte de la organización guerrillera COLINA, reorganizada más adelante como VAR Palmares, uno de los grupos armados más grandes formados contra el régimen militar. Detenida en 1970, un tribunal militar la torturó y luego condenó, permaneciendo presa durante tres años.

Una vez libre, se radicó en el Estado de Río Grande del Sur, donde estudió la carrera de Economía, recibiendo la licenciatura en la Universidad Federal de Río Grande del Sur en 1977. Con la apertura gradual hacia la democracia, que abrió la dictadura militar en la década de 1980, Dilma inició su actuación política en el Partido Democrático Laborista (PDT), dirigido por Leonel Brizola en el ámbito nacional, llegando a ser secretaria de Minas y Energía del estado en la década de los 90.

En 2001 rompió con el PDT para ingresar en el Partido de los Trabajadores (PT), encabezado a nivel nacional por Lula da Silva quien, al asumir la presidencia en 2002, la nombró Ministra de Minas y Energía. Tras el escándalo de las mensualidades (mensalão) el Jefe del Gabinete José Dirceu renunció y fue reemplazado por Rousseff como Jefa de Gabinete. Renunció a ese cargo el 31 de marzo de 2010 para presentarse a la presidencia de Brasil, resultando electa en segunda vuelta con el 56 % de los votos.

Asumió el cargo el 1 de enero de 2011 siendo la primera mujer que ostenta el cargo de máximo dirigente político de Brasil. Siguiendo los pasos de Isabel Martínez de Perón (1974), Lidia Gueiler Tejada (1979), Michelle Bachelet (2006) y Cristina Fernández de Kirchner (2007), ha sido la quinta mujer electa presidenta en América del Sur, cuando todavía esto no ha sucedido en América del Norte, y tan sólo en algunos estados de los Estados Unidos.

Su plan de gobierno sigue básicamente los mismos pasos que su antecesor en áreas internacionales, económicas y sociales, encaminando su acción hacia el objetivo de terminar con la pobreza extrema.

Ante la llamada Guerra de Divisas impulsada por la Unión Europea y Estados Unidos como mecanismo para trasladar la crisis desatada en 2008, impulsó una política de blindaje y autonomía, que contó con el apoyo del Mercosur y de los cinco países del Grupo BRICS. Frente a las denuncias y procesos por corrupción durante su gobierno, respondió con energía destituyendo a ministros y funcionarios. Tuvo a su cargo la organización de la Copa Mundial de Fútbol de 2014, realizada durante su mandato, y de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.