El Gobierno de Brasil anunció este martes un aumento del 8,8 por ciento en su salario mínimo para 2015, el cual se elevó a los 788 reales (unos 290 dólares).

El incremento fue dado a conocer por decreto presidencial, en el que también se precisó que el ajuste entrará en vigencia este jueves 1 de enero.

A inicios de este diciembre, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff anunció sus intenciones de ajustar el salario mínimo, la tabla de impuestos y definir una alternativa al tema de la seguridad social.

Por otro lado, la revisión de la tabla de impuestos tendrá que ser analizada por los parlamentarios, debido a que la medida provisora sancionada por la jefa de Estado expiró este año sin ser sometida a votación nuevamente en el Congreso.