“Tengamos a Cristo en el centro de nuestras vidas”, fue el mensaje y llamado que hizo a las familias nicaragüenses el Cardenal Leopoldo José Brenes la noche de este domingo, a pocos días del fin de año e inicio de 2015.

“El mensaje para este fin de año es que tengamos a Cristo como el Centro de nuestras vidas, y que siempre dialoguemos”, reiteró Su Eminencia, tras celebrar con la feligresía el Día de La Sagrada Familia de Nazaret.

“Yo exhortaría que las familias podamos vivir dentro de esa armonía y vivir dentro de ese diálogo y comprensión”, sostuvo en la Octava de Navidad, además de indicar que es importante que todos y todas nos acerquemos al diálogo.

"Los padres que no discutan entre los hijos para que les den un buen ejemplo. Cuando tenemos una familia sólida, los hijos crecen dentro de una familia con solidez”, manifestó.

El Cardenal Brenes valoró de “muy positivo el 2014”, tomando en cuenta que la Iglesia trabajó en el fortalecimiento de la familia, como lo deseaba Su Santidad, el Papa Francisco.

Algunos objetivos para el 2015

Al ser consultado sobre los objetivos que se ha planteado la Iglesia para el ya próximo 2015, el Arzobispo de Managua indicó que se están preparando para trabajar en el Sínodo, sobre todo en un documento o propuesta de trabajo que tienen que enviar al Vaticano a mediados de abril.

“El Santo Padre ha querido dedicar este próximo año a la Vida Consagrada, así que vamos a reflexionar sobre la grandeza del llamado que el Señor hace a los religiosos y religiosas a una vocación especial”, precisó.

El líder religioso, quien a inicios de este 2014 fue nombrado Cardenal por el Papa Francisco, expresó que todas las familias tienen que imitar a la familia de Nazaret, “siendo humildes, sencillos y abriéndose a la Gracia del Señor”.