Celebrando los nuevos tiempos y paz y unidad, miles de nicaragüenses asistieron la mañana de este domingo hasta la Catedral Metropolitana de Managua, para participar en la liturgia en honor a ‘La Sagrada Familia de Jesús de Nazaret’.

En esta liturgia especial, celebrada tradicionalmente en la Octava de Navidad, más de 200 parejas de las 120 parroquias de la Arquidiócesis de Managua, se consagraron al Sacramento del Matrimonio.

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, ofició el matrimonio de unas 80 parejas desde la Catedral de Managua, concluyendo con esta hermosa actividad religiosa el Año de la Familia.

El Arzobispo de Managua expresó que todos los fieles de Nicaragua siguieron el deseo del Papa Francisco, al igual que todo el mundo católico, de celebrar este 2014 como año especial dedicado a la Familia.

“Estuvimos consolidando y afianzando la importancia de la familia, y sobre todo teniendo a Cristo en el Centro de nuestras vidas”, manifestó el líder religioso la mañana de este domingo.

Las parejas que se afianzaron en matrimonio este Día de La Sagrada Familia de Jesús de Nazaret, se mostraron muy alegres y satisfechas por el mensaje de amor y valores dado por el Cardenal Leopoldo Brenes en su homilía.

“Es un mensaje lindo, porque la familia es lo mejor. La Unidad, y buscar el camino del Señor a través del casamiento. Ahora nos comprometemos a estar siempre juntos, y apoyarnos mucho”, dijo Ana Julia Torres.

“El Cardenal (Brenes) ha sido exacto al sugerirnos que debemos de cuidar la familia. Es una forma de seguir los pasos de Dios. Nosotros estuvimos más de un año juntos, y hasta ahora nos sentimos preparados para dar este gran paso”, señaló Byron Vanegas.

Monseñor Silvio Fonseca, Coordinador de la Comisión Pastoral de la Familia de la Arquidiócesis de Managua, destacó que lo importante es que en Nicaragua se conservan los valores y principios religiosos.

“Este es un bien para las familias y para toda Nicaragua. Es un ejemplo para quienes quieren vivir en paz, en unidad, en tranquilidad. En la Sagrada Familia encuentran esa fuente de gracia y sabiduría”, aseguró el párroco.