El mal tiempo está dificultando la operación de salvamento de los 467 ocupantes de “ferry” italiano afectado por un incendio, que aún no está controlado, tras partir de la ciudad griega de Patras hacia Ancona, en Italia.

Las condiciones climatológicas son sumamente adversas, con vientos que alcanzan fuerza 8 en la escala de Beaufort, lluvia y granizo, informó la guardia costera helena.

Por ello, sólo 35 personas de las 150 que han sido evacuadas a botes salvavidas han podido ser trasladados a uno de los barcos que participan en el rescate.

Pasajeros que están a bordo del transbordador afirman en llamadas telefónicas a medios griegos que las condiciones “son terribles” pues las llamas se han apoderado de dos terceras partes de la embarcación, lo que contradice informaciones iniciales que hablaban de que el fuego está bajo control.

El fuego comenzó hacia las 04.00 horas de la madrugada (02.00 GMT) por motivos todavía desconocidos en el garaje del transbordador “Norman Atlantic”, en el que había 222 vehículos.

En la operación de rescate participan siete embarcaciones privadas, una fragata de la armada griega y cuatro lanchas de la guardia costera, así como tres helicópteros y dos aviones de las fuerzas aéreas griega e italiana.

La guardia costera italiana, por su parte, ha enviado tres helicópteros y dos lanchas de supervisión al lugar del suceso.
El ministro griego de Marina Mercante, Miltiadis Varvitsiotis, informó de que el mando de la operación de rescate es coordinado por las autoridades italianas, con apoyo de Grecia.

Varvitsiotis señaló que se trata de una de las operaciones de rescate más difíciles habidas, debido a las pésimas condiciones meteorológicas.

La portavoz del Gobierno, Sofgia Vultepsi, explicó que el primer ministro, Andonis Samarás, está en permanente contacto con su colega italiano, Matteo Renzi.

El fuego en la embarcación se declaró cuando se encontraba a 45 millas náuticas al noroeste de la isla de Corfú y a 22 millas de la costa italiana.

El barco había partido a las 15.30 GMT de Patras con destino a Italia a través de Igumenitsa, con 467 personas a bordo, 411 pasajeros y 56 miembros de la tripulación (22 italianos y 34 griegos).