FIDEG señala en su informe que la pobreza general pasó de 44.5% en 2010 a 44.1% en 2011, mientras que en ese mismo período la pobreza extrema se redujo del 9% al 8.2%.

Estos indicadores para distintas organizaciones sindicales responden precisamente a una política gubernamental que pone sobre todas las cosas los intereses de los más pobres.

“Esto lo que hace es reafirmar que el trabajo del gobierno revolucionario encabezado por el comandante Daniel Ortega está teniendo resultados. Lo recoge el informe del FIDEG, lo recogen los informes del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, las Naciones Unidas. O sea hay un reconocimiento de muchos actores de que este gobierno realmente está invirtiendo en la población”, señaló Luis Barbosa, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar” (CST-JBE).

El líder sindical destacó que el impulso a la economía del país a través de la diversificación de los mercados internacionales, así como también el cambio de la matriz energética, han tenido también un impacto positivo en la reducción de la pobreza.

A ello hay que sumar megaproyectos a los que se les está dando impulso como un puerto de aguas profundas en el Caribe, la Refinería y el Canal Interoceánico, los que de ejecutarse generarían miles de puestos de trabajo.

“A nosotros nos alegra que se siga diciendo que este gobierno está sacando de la extrema pobreza a miles de Nicaragüenses que fueron sometidos en los últimos 16 años, porque recordá que la estadística era que miles de nicaragüenses vivian con menos de un dólar, pero hoy se ha superado eso gracias al esfuerzo y a la disposición de este gobierno de invertir en la población nicaragüense”, subrayó.

El respeto al salario mínimo, y la apertura del acceso a los servicios de educación, salud, y vivienda son algo que igualmente ha sido fundamental para obtener los resultados que se están teniendo. Barbosa recordó que hasta hace pocos años un trabajador pobre no podía tener casa propia, lo cual ahora es posible a través de los planes de financiamiento y las diferentes facilidades que brinda el gobierno.

“Ahora vos podes ver un trabajador que gana 5 mil 6 mil córdobas que puede hacerse una casita de 42 metros cuadrados cómodamente”, indico.

País va por buen camino

Del mismo criterio se mostró Edgardo García, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC), quien señaló que el gobierno del comandante Daniel ha atacado a la pobreza desde diferentes ángulos.

“El país va por el camino correcto. Se ha atacado la pobreza desde distintos ángulos. Se ha atacado la situación de abandono, de postración, de desempleo, de marginación para los sectores populares, es decir, la política de atención a los excluidos a dado resultado”, señaló.

Un ejemplo claro del impacto que ha tenido la política nacional de lucha contra la pobreza, según García, es que el flujo de trabajares migrantes hacia Costa Rica se ha frenado en estos últimos años.

“Eso ha significado que parte de la agricultura y parte de algunos sectores (costarricenses) que dependían de la extrema pobreza de Nicaragua se hayan visto afectados porque hay menos gente que fluye para allá”, afirmó el dirigente sindical.