Pasados cuarenta años de la Toma de la Casa de Chema Castillo, miembros del comando guerrillero que realizó el operativo y algunos de quienes fueron liberados por esa acción del Frente Sandinista se reunieron para conmemorar esa gesta, considerada una de las más importantes de las efectuadas contra la dictadura somocista.

La reunión se realizó este sábado en la casa del diputado Jacinto Suárez, quien fue uno de los presos liberados aquel diciembre de 1974.

Entre los concurrentes estuvieron tres miembros del comando como el Vice Presidente, General Omar Halleslevens, Olga Avilés y Eleonora Rocha. A ellos se sumaron no solamente algunos de los que estaban presos, sino también piezas fundamentales para el éxito de la acción como el compañero Leonel Espinoza, encargado de la logística. También es de destacar la participación de Carlos Fonseca Terán, hijo del fundador del Frente Sandinista, comandante Carlos Fonseca, y el compañero cubano Jesús Manuel Medina, encargado de recibir al comando cuando arribó a Cuba.

El compañero Jacinto Suárez refirió que durante años se han reunido ellos y sus familias para compartir y recordar juntos la lucha de la que fueron parte.

“Nos encontramos y conversamos ampliamente. Somos amigos, somos compañeros”, explicó.

“Aquí hay esposas e hijos de nosotros que también participan de esta fiesta”, añadió Suárez.

Para el general Omar Halleslevens esta reunión es una forma de rememorar aquellas experiencias de hace 40 años.

“Son muchos recuerdos los que están allí, es como volver a encontrarse de joven uno y volver a vivir toda esa odisea que nos tocó vivir”, aseguró.

Para el vice mandatario el Frente Sandinista surgió con la firme voluntad de triunfar desde las mismas entrañas del pueblo nicaragüense.

Halleslevens señaló que Nicaragua debe continuar luchando por un futuro mejor, ahora desde estas posibilidades que se abren con el Frente Sandinista en el poder.

“El gobierno o la Presidencia no hay que desprenderla del pueblo, es el pueblo el que está en el poder hoy por hoy”, manifestó Halleslevens recordando que uno de aquellos hombres que fue rescatado de las ergástulas de la dictadura fue precisamente el Comandante Daniel Ortega, hoy presidente de todos los nicaragüenses.

Para el compañero Jesús Manuel Medina, la toma de la Casa de Chema Castillo fue muy importante para la lucha del pueblo..

“Imagínense ustedes el sentimiento profundo que siento yo encontrarme en casa de Jacinto celebrando el 40 aniversario de esa gesta histórica que marcó un hito en el proceso revolucionario nicaragüense. Yo tuve el enorme privilegio, la suerte de recibir a los compañeros allá en Cuba, atenderlos y darles lo máximo de mí para que se sintieran en Cuba como en su casa”, señaló.

Eleonora Rocha, como miembro de aquel valiente comando, reflexionó que 40 años después de esa gesta la lucha revolucionaria debe ser reorientada invitando a la paz y al encuentro de todos para hacer de Nicaragua un país más digno.

“Luchemos por la paz, construyamos la paz, reorientemos las formas de lucha”, sostuvo Rocha.