A 40 años de la Toma de la Casa de Chema Castillo, el pueblo nicaragüense ha expresado su admiración por esa gesta y ratificado el compromiso de seguir haciendo de Nicaragua un país como el que soñaron aquel grupo de hombres y mujeres que irrumpieron en la casa del ministro somocista pensando que con ello iniciaría el fin de la dictadura.

La mañana de esta sábado cientos de jóvenes, mujeres, hombres y ancianos amanecieron en las principales rotondas de Managua enarbolando banderas rojinegras y azules y blancas en reconocimiento a esa acción heroica y como símbolo de un pueblo comprometido con sus luchas.

“Hoy a 40 años estamos viviendo el triunfo, la valentía de esos compañeros. Y seguimos adelante, vamos adelante en el 2015 con nuevas victorias en amor, en paz, en reconciliación en unión desde la persona, la familia y la comunidad”, expresó la compañera Ana López.

Los jóvenes congregados en las rotondas ratificaron su compromiso con una Nicaragua mejor para todos. Dayenira Morales señaló que 1974 es clave en la lucha porque marcó el inicio de la Revolución Popular Sandinista y con ello la restitución de los derechos del pueblo.

“Como jóvenes estamos comprometidos a aportar desde nuestra familia para el crecimiento y el desarrollo de nuestro país en comunidad, siempre con principios e ideales cristianos y revolucionarios”, aseguró Morales al ser consultada sobre cómo hoy las nuevas generaciones celebran los actos heroicos del Frente Sandinista.