Luego de haber festejado la Noche Buena y la Navidad, familias capitalinas visitaron los balnearios cercanos al Managua para refrescarse un poco y continuar con las festividades del fin de año. Muchos se hacían acompañar de amigos, vecinos y sin faltar las parejas de enamorados quienes disfrutaron de un momento ameno en el Trapiche, el Trapichito y la laguna de Xiloá.

A pesar de ser un día feriado y no haber muchas unidades de transporte colectivo en funcionamiento, los capitalinos se trasladaron hacia los destinos turísticos antes mencionados a bordo de camionetas, motos, autos particulares y taxis, con el único propósito de pasar un día lleno de mucha diversión y sano entretenimiento.

“He venido con mis hijos y mi esposo a distraernos un rato, siempre venidos a bañarnos y a estar felices en familia, recordemos que estos momentos son para estar unidos y olvidarnos del trajín del trabajo y los problemas” manifestó Luvy García.

“Venimos a continuar con las festividades de Navidad, aprovechando que estamos de vacaciones, el lugar está bastante alegre, hay seguridad y la gente al igual que nosotros la estamos pasando bien. Estamos acá con todos los miembros de la familia gozando del paisaje y del ambiente” afirmó José Orozco.

A pesar de encontrarse en un momento de alegría, los padres de familia mantienen las medidas de seguridad necesaria para garantizar el bienestar de sus hijos, para ello permanecían pendientes de los menores en todo momento, evitando de esta manera hechos lamentables.

“Andamos en familia disfrutando de la invitación de mi hermana, decidimos venir al trapiche porque está cerca de nuestra casa, además el calor estaba insoportable y venimos a refrescarnos. El ambiente está alegre, hay mucha gente y por eso estamos con mucho cuidado atendiendo a nuestros niños, evitando que se bañen en los sitios más profundos” afirmó Meyling Toledo.

“He venido junto a mis sobrinos a pasar un rato alegre, sin embargo nos mantenemos a la expectativa de ellos porque si venimos hasta este lugar fue para disfrutar y no para tener un hecho lamentable, la verdad es que la hemos pasado muy bien, porque siempre contamos con la voluntad de Dios” expresó Benjamín Sandoval.

De esta manera, el pueblo celebra la Navidad en nuestro país, con la alegría y el entusiasmo de vivir en paz, en un país en el que aflora el amor y la unidad de las familias.