A pocas horas de celebrarse la Noche Buena, el Aeropuerto Augusto C. Sandino luce abarrotado de personas que esperan ansiosas la llegada de sus familiares.

Allí se puede ver a niños, mujeres, jóvenes, hombres y ancianos, radiantes de alegría a la espera de ver aparecer a su ser querido.

El señor Fidel Quezada arribó a Nicaragua procedente de México junto a su esposa e hijos para disfrutar en el calor patrio la Navidad y el Año Nuevo.

“Nos vamos el 9 de enero, venimos a pasar con la familia Navidad y Año Nuevo”, explicó abrazando a sus familiares.

Para quienes les esperaban la alegría no era menor.

“Es una felicidad, con ellos se nos aumenta más”, afirmó Liliam Torres.

También de México arribó este martes el joven Mario Alcalá.

“Se siente bien bonito. Venimos a visitar a toda la familia, la vamos a pasar a todo dar aquí”, expresó Alcalá, quien fue recibido por su mamá Clemencia Patiño.

Patiño explicó que ella vivió en México durante 30 años, y que durante ese tiempo también le tocó venir cada año a visitar a sus papás.

Cabe destacar que el Aeropuerto Augusto C. Sandino es el segundo puesto fronterizo con mayor movimiento migratorio, solo por detrás de Peñas Blancas.