Como una respuesta de Dios a las peticiones y oraciones del pueblo nicaragüense fue tomado por los sectores religiosos del país el inicio de las obras del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, mismas que tuvieron lugar este 22 de diciembre en la comunidad Miramar del departamento de Rivas.

El pastor evangélico Omar Duarte afirmó que el inicio de este gran proyecto representa las bendiciones que llegan al pueblo nicaragüense que ha vivido en el pasado momentos difíciles, “pero ahora la construcción de este gran proyecto, el Canal Interoceánico yo creo que va a traer beneficios al pueblo, va a traer oportunidades a tanta gente que tiene que migrar de Nicaragua, tienen que ir a buscar trabajo a otros lugares, ahora será lo contrario tendrán que volver a su país”.

Aseguró que el Gran Canal de Nicaragua traerá un gran desarrollo para el país tanto en la generación de empleos como las exportaciones.

El rector de la Parroquia Espíritu Santo, Monseñor Bismarck Carballo coincidió en aseverar que este gran proyecto significa el inicio del desarrollo de Nicaragua en búsqueda de erradicar la pobreza y pobreza extrema en consonancia con las fechas de la natividad de Jesucristo y que a como lo reflejan las Sagradas Escrituras en el canto de la virgen Magníficat, con esta obra el Señor está colmando con bienes a los pobres.

“Efectivamente la doctrina católica apoyada en las sagradas escrituras habla de una opción preferencial por el pobre y me parece que en ese aspecto no hay duda que cuando se impulse ese proyecto debe tenerse en cuenta a estos pobres de los que habla la doctrina católica. Entonces yo creo que hay que promover todas las acciones para el desarrollo, siempre hay que procurar un rostro humano en el desarrollo, porque como ha dicho la doctrina católica, el desarrollo es el nuevo nombre de la paz, (y) en la medida que haya desarrollo también habrá bienestar y podremos vivir en paz”, declaró Monseñor Carballo.

Gran Canal se construye en el tiempo de Dios

Por su parte, el Pastor Omar Duarte insistió en la necesidad de pensar positivamente en el bienestar común de toda Nicaragua, porque el desarrollo de un proyecto tan grande como el Canal Interoceánico se está realizando en el tiempo de Dios.

“Yo creo que esta es una oportunidad de Dios, este es el tiempo de Dios, este es el momento de Dios, porque muchos preguntan que por qué no se hizo antes o después, bueno porque es el tiempo de Dios, este es el momento de Dios para Nicaragua. Como pastor evangélico estamos seguros que este es el tiempo de Dios para Nicaragua, que vienen tiempos de vacas gordas sobre Nicaragua y estos tiempos ya empezaron”, comentó.

“Aquí todos los nicaragüenses tenemos que cerrar filas, siempre habrá señalamientos, la crítica, el (la persona) que ve las cosas de manera diferente, pero yo creo que verdaderamente la mayoría de los nicaragüenses tenemos que cerrar fila en unidad, armonía, en amor, más que todo que estamos celebrando la Navidad y el mensaje de Cristo fue de paz, amor, armonía, (porque él ) dijo ‘amaos los unos a los otros y ese amor entre pueblo, familias nicaragüenses nos va a ayudar a seguir construyendo ésta Nicaragua tan linda que es de todos’”, agregó el líder evangélico.

Debemos admirar nuestras obras

El párroco de Espíritu Santo destacó que los nicaragüenses debemos volcarnos a apoyar las obras de progreso que se impulsan en nuestro país y no sólo admirar o maravillarnos por aquellas que vemos se ejecutan en otros países.

“Mucha de la gente que promueve inconformidad a través de los medios, son gente que al llegar a un país se admira del desarrollo de ese país, pero cuando se trata del nuestro hay como una actividad pequeña, mezquina a no querer reconocer que el progreso también tiene etapas de dificultades, de realidades, de aportar a algo, porque si vas a cualquier lugar donde hay un metro como en Nueva York o Bogotá tuvieron que derribar casas para hacerlo, después hay una negociación, entonces creo que en ese aspecto hay que aprender a ser generosos para que el progreso se llegue a la patria”, apuntó Carballo.

Pueblo nicaragüense espera crecimiento económico de Nicaragua

El pueblo nicaragüense ha fijado sus esperanzas en que el Gran Canal de Nicaragua conllevará un mayor crecimiento económico para el país, lo que se verá reflejado en la generación de empleo, exportaciones e ingreso de distintos productos que se comercializan por distintos puntos del territorio nacional.

“Es un proyecto buenísimo para el país, para el desarrollo, para la generación de empleo, porque se cree que habrá mucho empleo para los nicaragüenses, la economía se va a levantar más y se van a mover más los productos que van a entrar de otros países y (habrá entonces) buen movimiento de mercadería”, dijo el comerciante Roger Antonio Reyes.

Para Meyling Morales, el Gran Canal tendrá un impacto positivo en la economía del país y por ende permitirá que los nicaragüenses tengan mejores condiciones de vida y mayores oportunidades de empleo.

“Más economía para nuestro país porque significará más trabajo, la comida de nuestros hijos, para algunas personas que necesitamos (empleo) siempre y está bueno porque habrá más trabajo para nosotros los pobres, se incrementarán las ventas y va a ser una alternativa de desarrollo para nuestros hijos”, expresó Maritza Miranda.

Anabel Rosales destacó el impacto en el turismo que tendrá el Gran Canal, porque abrirá más sus puertas al mundo con el ingreso de embarcaciones más grandes de turistas.