El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, aseguró este lunes que el Canal Interoceánico de Nicaragua le pertenece al Pueblo Nicaragüense, a América Latina y el Mundo.

Durante una comparecencia en Casa de Los Pueblos junto a la Compañera Rosario Murillo y el Presidente del Grupo HKND, Wang Jing, el Comandante afirmó que con el inicio de las obras se está empezando a hacer realidad el Supremo Sueño del Libertador Simón Bolívar.

En el acto participaron también el Jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés; La Directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera Sacasa; el Vice Presidente de la República, General (R) Omar Halleslevens; el Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), José Adán Aguerri, y los representantes de las principales empresas que participan en el proyecto.

El mandatario recordó que hace 85 años el General Sandino mientras enfrentaba a los invasores estadounidenses dio a conocer el manifiesto El Supremo Sueño de Bolívar, donde hablaba de la importancia estratégica que tenía para la región el Golfo de Fonseca y el Canal por Nicaragua.

Destacó que este documento Sandino lo hizo circular ante los demás presidentes de la región, no obstante, no hubo cabida para el mismo debido a que los mandatarios de entonces estaban subordinados a las políticas del Imperio Norteamericano.

Leyendo fragmentos del mismo, el mandatario señaló que el manifiesto es un documento muy visionario que abogaba por la unidad regional, algo que hoy es toda una realidad gracias a la inspiración del Líder de la Revolución Bolivariana, Comandante Hugo Chávez, quien logró conformar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

En este sentido, subrayó que no es casualidad que la obra del Canal se esté dando cuando la región está avanzando hacia su unidad e integración.

“Yo puedo decirles a los hermanos latinoamericanos y caribeños que este proyecto que ha venido caminando y hoy ha pasado a una nueva etapa, es un proyecto que le pertenece a Nicaragua, a su pueblo, le pertenece a Nuestra América y le pertenece al mundo”, enfatizó.

Un encuentro diferente

Para el líder sandinista este gran salto ha sido el resultado del encuentro entre los pueblos de Nicaragua y de China.

“Nos hemos encontrado con el paso del tiempo, con el paso de la historia. Y nos hemos encontrado, no como se encontró Nuestramérica frente a los conquistadores, cuando los conquistadores vinieron a Nuestramérica con la fuerza de las armas, con la fuerza de su desarrollo económico a ocupar a toda una civilización y exterminarla incluso en el norte de Nuestramérica”, señaló.

Daniel recordó que este encuentro es también muy diferente a cuando llegaron a Nicaragua los estadounidenses a abrir la Ruta del Tránsito, lo cual derivó en que expansionistas estadounidenses asumieran en 1856 la Presidencia del país y decretaran la esclavitud.

Dijo que posterior a ello los Estados Unidos han intervenido militarmente Nicaragua imponiéndole al país tratados donde se exigía la imposibilidad de un Canal sin el permiso de la superpotencia del norte.

Es “una enorme diferencia entre lo que es nuestro encuentro con el pueblo chino, a través de estas empresas del pueblo chino y a través de nuestro hermano, el compañero Wang Jing. No han llegado los chinos a Nicaragua con tropas de ocupación”, destacó el mandatario.

“Han venido a compartir sus recursos, sus capacidades, su desarrollo, su tecnología, su ciencia. Han venido a compartirla con el pueblo nicaragüense", añadió.

Daniel subrayó que inclusive técnicos chinos han muerto mientras trabajaban en el desarrollo de la obra.

El comandante destacó la importancia del plan de trabajo para el 2015 presentado por Wang Jing, donde se prioriza el diálogo con la población cuyas propiedades se verán intervenidas por los proyectos que forman parte del Gran Canal. La idea es indemnizarlas y que incluso estas poblaciones puedan asentarse en las cercanías de la ruta, en propiedades que tendrán un valor más alto trayendo por tanto mayor bienestar a estas familias.

Obra de interés mundial

Recordó que el Canal de Nicaragua tendrá un impacto significativo en el comercio mundial.

“Esta es una obra que es de interés mundial. Va a tener un gran impacto en lo que es el costo de comercializar productos de un continente a otro”, afirmó.

Erradicación de la pobreza

A ello agregó los beneficios que la obra traerá al pueblo de Nicaragua.

“Con las riquezas que genera un proyecto como éste vamos a tener mayores posibilidades de erradicar totalmente la extrema pobreza y la pobreza”, aseguró Daniel, manifestando que el Gobierno no quiere que los nicaragüenses sigan emigrando hacia otros países en busca de mejores oportunidades de trabajo.

No obstante, el mandatario dijo que el país no puede alejarse de las líneas fundamentales de su desarrollo económico y social en relación a los sectores agropecuarios, industriales y de la pequeña industria.

“Más bien el Canal nos va a dar recursos para incorporarlos a las actividades productivas, para poder llevarle crédito con intereses justos, con intereses bajos a los pequeños productores que hoy no pueden tener créditos para mejorar las condiciones de sus fincas, de sus propiedades”, explicó.

Un aspecto no menos importante expuesto por el Comandante Daniel es que con estos recursos también serán más potentes iniciativas regionales como el Alba, Petrocaribe, el SICA, y por tanto América Latina y el Caribe.

Humedales de San Miguelito

Igualmente destacó que en el mes de enero llegará al país una misión de RAMSAR la cual a solicitud de HKND realizará las recomendaciones correspondientes para proteger y mejorar los humedales de San Miguelito.

Dijo que los estudios están prácticamente listos para presentarse en los primeros meses del 2015, luego de definir con organismos como RAMSAR las medidas que hay que tomar respecto a los humedales.

Finalmente, añadió que a fines del mes de enero del próximo año se realizará en Costa Rica la reunión de la CELAC, en donde tendrá la oportunidad de dar a conocer a América latina y el Caribe que se ha empezado a hacer realidad en Nicaragua el Supremo Sueño de Bolívar, expresado por el General Sandino.