Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, se mostró a favor de la decisión del Gobierno de prorrogar la vigencia de las cédulas de identidad hasta el año 2018.

Tras oficiar una misa en la Iglesia Corpus Cristi, del Distrito VII, el Cardenal recordó que la cédula no es un instrumento solo para emitir el voto, sino que es algo que se usa cotidianamente para efectuar las principales gestiones personales.

El religioso llamó a los nicaragüenses a aprovechar esta oportunidad y no dejar que pase el tiempo para renovar sus cédulas vencidas.

“El problema que tenemos los nicaragüenses es que somos demasiados confiados, y todo lo dejamos hasta última hora”, refirió.

“Yo invitaría a que todos estemos pendientes, que no dejemos hasta el 2018 para ir a sacar nuestra cédula”, expresó.

Brenes exhortó a las autoridades electorales a abrir ventanillas especiales para atender a los adultos mayores o a recurrir a una candelarización para evitar que estos estén de pie durante mucho tiempo esperando su documento de identidad.

Otro hecho que alabó el Cardenal es la decisión de disminuir el precio de la cédula de 300 a 100 córdobas en su nuevo formato.