Fiallos señaló que con este plan se pretende apoyan a unos 50 mil productores del país, lo que significaría garantizar más de 100 mil manzanas de siembra.

“Nosotros creemos que este apoyo con el CRISSOL es un apoyo estratégico para proporcionarle al pequeño productor la base para iniciar una capitalización y comenzar después a producir lo mejor posible”, manifestó.

“Eso nos va a garantizar que siempre tengamos comida en el país”, aseguró.

Algo importante para Fiallos es el acompañamiento técnico que se les podrá dar también a los productores para el mejorar el rendimiento productivo

“Uno de los problemas que siempre ha tenido el pequeño productor es la ausencia de asistencia técnica. A través del INTA en coordinación con organizaciones como la nuestra se garantiza también la asistencia técnica y se pude mejorar la productividad”, afirmó

Otro aspecto que reconoció como muy importante es la realización de los gabinetes interinstitucionales en distintas parte del país donde los productores exponen sus problemas y en conjunto con el gobierno busca las soluciones.

“Esta iniciativa de los gabinetes intersectoriales en el territorio, más el financiamiento del crisol, más el financiamiento de otros programas como el Bono Productivo, creo que le da fortaleza al sistema, para que el pequeño pueda salir adelante y tener un futuro mejor”, señaló el presidente de UNAG.