Con el inicio de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo, miles de ciudadanos partieron de la ciudad de Managua para refugiarse en el calor familiar y la tranquilidad de los departamentos de donde son originarios.

Las terminales de buses de la COTRAN, de la UCA, del Roberto Huembes y del Mercado Israel Lewites, estos días lucen abarrotadas por personas que muy alegres y con maletas en mano dejan el bullicio capitalino con el objetivo de pasar en sus hogares fechas tan importantes como el 24, 25 y 31 de diciembre y el primero de enero.

En estas terminales la fila de pasajeros esperando abordar las unidades de buses interlocales inicia los fines de semana desde las 5 de la mañana y se extiende inclusive hasta las 7 de la noche, ello debido a que la demanda se incrementa estos días.

“Hay más demanda. En esta época la gente viene más porque viaja a los municipios a pasar el fin de año con su familia”, señala Bayardo Delgado, chequeador de la cooperativa de microbuses que viaja a León y Chinandega desde el Mercado Israel Lewites.

En esta terminal la población se mostró contenta que luego de meses de trabajo finalmente van a pasar varios días disfrutando del ambiente de sus pueblos originarios.

“Ya vamos de vacaciones, vamos a León. Estamos alegres de ir a pasar con la familia”, señaló Dino Ortega.

Las grandes filas no permiten abordar los buses no más llegar a la terminal, de tal manera que la población debe llenarse de un poco de paciencia, pues al final la recompensa es poder ver a sus parientes.

“Voy a estar con mi familia, con mis hijos, con mi mamá y disfrutar con ellos”, expresó la señora Martha Pérez.