El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló que cada vez más abiertamente se oyen declaraciones de que Rusia debe "pagar un alto precio por su posición independiente, por el hecho de apoyar a nuestros compatriotas, por Crimea, por Sebastopol, a veces parece que es simplemente por el hecho de que existimos".

"Obviamente, intimidar, contener o aislar a Rusia, es algo que nunca logrará nadie. Nunca lo han logrado, y nunca lo harán", dijo el mandatario este sábado en el Palacio Estatal del Kremlin en el marco de la celebración del día de los trabajadores de las agencias de seguridad.

El Jefe de Estado, anunció además que en 2014 se ha detectado un aumento en las actividades de espionaje de las agencias de inteligencia extranjeras en Rusia.

Este año, el contraespionaje ruso identificó más de 230 empleados y agentes de los servicios de inteligencia extranjeros, dijo el presidente Putin.

"Es necesario que exista un alto grado de concentración y capacidad de movilización en las divisiones de contraespionaje. La actividad de los servicios de inteligencia extranjeros que operan en Rusia está creciendo. Sólo a través de la contrainteligencia, este año se identificaron más de 230 empleados y agentes de los servicios especiales extranjeros", señaló Putin en la celebración del Día de los trabajadores los organismos de seguridad de Rusia.