Al salir de la Parroquia de La Asunción de Masaya, la procesión fue acompañada por cientos de fieles, al ritmo de cantos, rezos y plegarias a Jesús Sacramentado.

Monseñor Bismarck Conde, expresó que este día la Iglesia Católica celebra la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía.

“Hoy le agradecemos al Señor porque quiso quedarse con nosotros para siempre. En el Evangelio escuchamos  una frase que dice: Yo estaré con ustedes todos los días  hasta el fin del mundo;   su presencia nos anima, el está presente en su palabra, está  presente a través de la Iglesia, pero una de las presencias más grandes y más preciosas  es la Eucaristía”, indicó Conde.

“En cada capilla,  en cada parroquia, en cada catedral del mundo, se tiene la posibilidad de celebrar la Eucaristía  y hoy hemos agradecido al Señor el  Misterio de la Eucaristía, misterio porque cómo entender y comprender que en esa Ostia, está una persona  viva que nos escucha y que nos espera” explicó Monseñor.

Señaló que en la celebración del Corpus Christi el pueblo mira y agradece en Jesús el hecho de que se haya quedado “como alimento, como fortaleza  y fuerza, porque a veces el camino se hace muy difícil y cuando la fuerza humana sede, ahí entra la fuerza de Dios”.

“Por eso en esta mañana hemos celebrado la solemnidad de esa  presencia de Cristo en la Eucaristía. Que él  nos bendiga a todos en esta mañana y así como  el recorría las poblaciones y sanaba  a los enfermos, que Jesús también recorra las calles de Masaya y nos dé la mayor de sus bendiciones”, finalizó el sacerdote.

Arreglan altares a Jesús Sacramentado

Durante el recorrido de la procesión, el cuerpo de Jesús Sacramentado fue recibido en altares que varias casas realizaron como señal de devoción.

En la casa de doña Esperanza Castillo, la procesión se detuvo unos momentos para exponer el Cuerpo de Cristo en el altar que con mucho amor y fe se le preparó en esa vivienda.

Según Castillo, el altar lo preparó “con mucho Amor al Señor”. “Para mi es una honra que este visitando mi hogar, nos motiva el gran amor que le tenemos a Jesús Sacramentado”, indicó y agregó que en esta ocasión le pide a Jesús para que en Nicaragua continúe la Paz, la prosperidad y el bienestar para todos los nicaragüenses.

Asimismo los participantes en la festividad del Corpus Christi, refirieron que los nicaragüenses católicos hoy están celebrando la presencia de Jesús en la Eucaristía.

“Celebramos la eucaristía, que es cuando él se queda en el Sagrario con nosotros”, afirmó Maritza Martínez, quien asiste a la festividad desde hace 45 años.

Otras fieles aseguraron que entre las plegarias que le dirigen a Jesús Sacramentado están la Paz, la Compasión y la salvación para las almas del mundo entero.