El amor y compromiso del gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, llegó un vez más a los niños y niñas nicaragüenses, quienes en horas de la mañana de este jueves recibieron juguetes como regalo de navidad.

Los presentes -más de un millón en todo el país- fueron entregados casa a casa por compañ[email protected] de Promotoría Solidaria, Juventud Sandinista e Instituciones del Estado.

Ada Bravo, jefe de urbanismo y medio ambiente del distrito III, externó que son miles de juguetes los que serán entregados a la niñez de cinco a doce años de esta zona de la capital, que por diferentes motivos sus padres no pueden comprarle en estas fechas tan especiales un juguete que siempre los hace feliz.

“El objetivo es que todos tengan una niñez sana, tengan una oportunidad de tener su juguete este 24 de diciembre. Es un juguete digno para nuestra niñez nicaragüenses”.

Durante la entrega, la felicidad fue evidente en los rostro de los niñas y niñas, quienes no dejaban de ver el regalo del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

“Me siento muy alegre porque esta navidad ha sido muy difícil. Me siento feliz porque me han dado este juguete, le doy gracias a la compañera Rosario y a mi Presidente Daniel Ortega”, comentó la niña Juliana Rachel, quien vive en una vivienda solidaria.

Los padres de familia con lágrimas en sus ojos, agradecieron el noble gesto, pidiendo a Dios que siga bendiciendo al Presidente y la Compañera.

“No tenía con qué comprárselo. Mi hijo decía: ‘yo quiero un carro’, y ahora gracias al gobierno es un realidad. Me siento muy agradecida, es primera vez que vienen gracias a Dios”, dijo doña Juana María a quien se le entregó juguetes para sus tres hijos.

De igual forma, la señora Gloria Vásquez Cuevas, manifestó que “Les agradezco mucho porque usted sabe que muchos padres no pueden comprar a sus niños juguetes. Yo le doy gracias al Presidente que se acuerda de ellos, que se acuerda del pobre. Le pido a Dios que le siga bendiciendo, que le dé más vida porque si él está en el poder es porque Dios lo quiere ahí. El Señor ha visto su gran corazón que él tiene hacia la humanidad y hacia este pueblo”.

Por su parte, Aída Luz Rugama, enfatizó que “Esto a los niños los hace feliz en estos días, un juguetito que no tenían. No lo esperaba por eso es una gran bendición”.