El papa Francisco saludó hoy el primer paso para el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tras más de medio siglo de diferendo bilateral.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Santa Sede, el Pontífice "se complace vivamente por el restablecimiento de las relaciones, con el fin de superar, por el interés de los respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado su historia".

Esta declaración salió a la luz minutos después que el presidente de Cuba, Raúl Castro, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, se dirigieran a sus respectivas naciones para informar los nuevos destinos de los nexos bilaterales.

En sus alocuciones, ambos mandatarios agradecieron al Papa por su papel de mediador en el diálogo.

A continuación, mensaje íntegro de Su Santidad el Papa Francisco:

Comunicado de la Secretaría de Estado

El Santo Padre se complace vivamente por la histórica decisión de los Gobiernos de los Estados Unidos de América y de Cuba de establecer relaciones diplomáticas, con el fin de superar, por el interés de los respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado su historia reciente.

En el curso de los últimos meses, el Santo Padre Francisco ha escrito al Presidente de la República de Cuba, el Excelentísimo Señor Raúl Castro, y al Presidente de los Estados Unidos, el Excelentísimo Señor Barack H. Obama, invitándoles a resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos, para dar inicio a una nueva fase de las relaciones entre las dos Partes.

La Santa Sede, acogiendo en el Vaticano, el pasado mes de octubre, a las Delegaciones de los dos Países, ha querido ofrecer sus buenos oficios para favorecer un diálogo constructivo sobre temas delicados, del que han surgido soluciones satisfactorias para ambas Partes.

La Santa Sede continuará apoyando las iniciativas que las dos Naciones emprenderán para acrecentar sus relaciones bilaterales y favorecer el bienestar de sus respectivos ciudadanos.

Vaticano, 17 de diciembre de 2014