Los inversionistas brasileños de Eletrobras y Queiroz Galvão, aglutinados en Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), anunciaron este miércoles importantes avances del proyecto hidroeléctrico Tumarín.

Tras la firma del acuerdo final de la comisión negociadora de Tumarín con el Gobierno del Presidente Daniel Ortega, en agosto 2014, el proyecto ha tenido un avance significativo, valoraron los corporativos.

El Director Ejecutivo Internacional de Quieroz Galvão, Adir de Freitas, detalló que ya se han invertido unos 60 millones de dólares en la obra hasta la fecha.

Precisó que ya se han construido 30 kilómetros de carretera desde San Pedro del Norte hasta Apawás, ruta principal del proyecto hidroeléctrico.

Indemnizan a familias

El inversionista expuso que también se ha indemnizado el 97% de las familias con propiedades afectadas, invirtiendo cerca de 15.5 millones de dólares.

Adir explicó que además ya se han capacitado a más de 1 mil personas nicaragüenses, mismas que trabajarán en la construcción y diseño de este proyecto.

“Estamos haciendo la elaboración de los diseños consolidados de ingeniería y construyendo las instalaciones del plantel de obras para la construcción de la presa”, indicó el alto ejecutivo.

El Director Internacional de Quieroz Galvão, expresó que desde un inicio que se planteó el proyecto Tumarín, el Gobierno de Nicaragua ha dado todo el apoyo para el mismo.

“Siempre el Gobierno (Sandinista) estuvo listo para escuchar las demandas, y estar presentes para acompañar y hacer realidad este proyecto”, manifestó

“Tumarín ya es un hecho, solo estamos confirmando el inicio de la obra del proyecto hidroeléctrico”, expuso de Freitas.

Obra finalizará en 2019

Por su parte, Kleber Correa, Jefe de la Sucursal de Eletrobras en América Central, refirió que de acuerdo al contrato, Tumarín estará generando unos 253 megavatios de energía limpia en 2019.

“El Gobierno está promoviendo las inversiones, promoviendo el ambiente estable para atraer las inversiones, y esto es un hecho muy importante”, señaló.

De acuerdo a un estudio realizado por los Consultores Para el Desarrollo Empresarial (COPADE), presentado por los inversionistas brasileños, Tumarín incrementará hasta en 2,7% del Producto Interno Bruto en Nicaragua.

Además que habrá un incremento de promedio anual de 68 millones de dólares en las recaudaciones de impuestos por el Gobierno Central, y generará más de 85 mil 600 empleos promedio anual.

21% de la energía total

El alto funcionario de Eletrobras, indicó que este estudio pronosticó cuadriplicar el ingreso de las familias de Apawás (Matagalpa), debido a las actividades comerciales que se generarán.

“Nicaragua está haciendo un cambio importante en la generación de energía eléctrica, produciendo energía limpia”, expresó.

La hidroeléctrica estará generando en 2019 casi el 21% de la energía total del país, y al entrar en operaciones, superará el 80% de la matriz energética en el país.

El estudio de la COPADE también precisa que Tumarín creará cerca de 5 mil puestos de trabajo indirectos, y otros 3 mil 500 indirectos en la construcción de la obra.

Tumarín generará 253 Megavatios, y será la mayor planta de energía de Nicaragua y una de las mayores de Centroamérica.

La generación promedio anual será de 1 mil 184 megavatios hora. La presa, tendrá un área de embalse de 41 kilómetros cuadrados, construida en la Cuenca del Río Grande de Matagalpa.