Con la total salida de la siembra de postrera, el frijol rojo y negro seguirán experimentando una considerable baja en el mercado nacional, aseguraron autoridades de la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuaria (DGPSA).

Tras sostener un encuentro con el sector frijol este martes, el Director General de la DGPSA, compañero Manuel Gutiérrez, consideró que “en la medida que la producción de frijoles de postrera vaya saliendo, los precios del grano rojo y negro irán en disminución”.

El especialista indicó que pese a la ausencia de lluvias este año y las afectaciones en la siembra de primera, la producción del frijol pudo recuperarse en el año abasteciéndose de las zonas húmedas del país.

“Este es un rubro importante al que le hemos dado seguimiento. Esta es la sexta reunión que tenemos con este sector. Nos hemos reunido desde el inicio del ciclo de producción”, destacó.

Condiciones para Apante

En relación a la siembra de Apante del frijol, Gutiérrez sostuvo que todas las condiciones están dadas en las zonas donde se produce mayormente este grano de la canasta básica.

“Los productores tienen semillas para la producción de Apante, y estaríamos esperando que se dé la humedad necesaria en los territorios”.

“Con el apoyo del Gobierno Sandinisita, a través del Programa Crissol, se podrá apoyar a 3 mil 404 productores organizados”, señaló.

Las cifras de producción

El Director General de la DGPSA, estimó que Apante constituirá el 30% de la producción total planificada para este año, de acuerdo al ciclo productivo.

“Tenemos proyectado más de 6 mil manzanas para este ciclo importante de la producción en términos de frijol rojo y negro”, especificó.

En cifras generales, sostuvo que en este 2014 se tiene proyectado sembrar 360 mil manzanas de frijoles; y una producción de 4 millones 500 mil quintales, los cuales son suficientes para abastecer el consumo nacional y parte de las exportaciones.