Los fenómenos naturales dejaron un panorama de destrucción en Nicaragua durante este 2014, siendo solo superados por el terremoto de 1972 y el Huracán Mitch, en 1998. Ante ello el Gobierno de Taiwán está demostrando su solidaridad al donar 30 millones de dólares para apoyar al Gobierno de Nicaragua en las diferentes tareas de reconstrucción emprendidas a partir de cada una de las emergencias que enfrentó el país.

El grueso de ese apoyo va dirigido a la emblemática urbanización Cuidad Belén, ubicado en Managua. A este lugar están siendo trasladadas las familias que perdieron sus viviendas durante las emergencias y las que fueron evacuadas debido al inminente riesgo de colapso de los lugares donde vivían.

En esta urbanización el proyecto contempla soluciones habitacionales, un Centro de Desarrollo Infantil (CDI), un preescolar, un instituto de primaria y secundaria, un puesto de salud y un parque. También se ampliarán las vías de acceso y se mejorarán las calles de la urbanización.

Para hacer realidad todo esto, la Embajadora de Taiwán, Ingrid Hsing, firmó este martes el acuerdo de donación con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y con el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

El Secretario General de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, explicó que tras la construcción de las primeras 450 viviendas se completarán otras 976, para un total de 1 mil 426 viviendas construidas con el apoyo de Taiwán. Se prevé que las nuevas viviendas estén listas a finales de febrero.

El CID ocupará un área de 800 metros cuadrados y será el más grande del país, gracias a una inversión de 290 mil dólares. En una primera etapa, este centro atenderá a más de 200 niños.

Por su parte el preescolar tendrá capacidad para 800 niños y tendrá un costo de 500 mil dólares.

El instituto de primaria y secundaria conlleva una inversión de 1.2 millones de dólares y albergará a unos 2 mil estudiantes.

Moreno subrayó que en la zona donde se ubica la urbanización los servicios de salud están a su máxima capacidad, de allí la necesidad de construir un nuevo Puesto de Salud, cuyo costo asciende a 700 mil dólares.

No menos importante será el parque, este llevará como nombre Amistad Taiwán-Nicaragua y tendrá unos 12 mil metros cuadrados de extensión.

Actualmente el acceso a la urbanización presenta muchas limitaciones. En este sentido, se ampliará la Pista Larreynaga para conectar la ubanización con el Mercado El Mayoreo, y así integrar Ciudad Belén al resto de Managua. En total se construirán 2.9 kilómetros de vías.

No menos importante son las calles de Ciudad Belén. De acuerdo al Secretario General de la Alcaldía, en total serán 35 cuadras las revestidas.

Todos estos proyectos complementarios a las soluciones habitaciones estarán listos para julio del 2015, y con ello se prevé brindar respuesta a las necesidades de las aproximadamente 10 mil personas que habitarán la urbanización.

Taiwán y Nicaragua, países hermanos

Para la embajadora Ingrid Hsing la donación de estos fondos patentiza su solidaridad y hermandad con Nicaragua. “Es realmente oportuno poder manifestar nuestro apoyo profundo y sincero a este país. Especialmente cuando se está viviendo una situación preocupante para muchas familias necesitadas a raíz de los distintos desastres naturales que han venido azotando a la población nicaragüense”, afirmó.

Hsing recordó que Taiwán conoce muy bien lo que significan los embates de la naturaleza, de allí la importancia de este apoyo a Nicaragua.

Estado tenía una deuda histórica

El Ministro de Hacienda Iván Acosta en nombre del Gobierno Sandinista agradeció el apoyo de Taiwán y refirió que con estos recursos se están solventando viejas deudas que el Estado tenía con la población, pues permitirá brindar soluciones habitacionales a quienes vivieron por décadas en los escombros de Managua, luego del terremoto de 1972.

“Estamos resolviendo un tema histórico gracias a Taiwán”, subrayó el Ministro.

Dos proyectos extras

Una partida de los 30 millones de dólares será usado también para apoyo presupuestario en la atención de las emergencias que el país enfrentó. En este sentido, serán 6 millones de dólares en función de cada uno de los programas que ejecuta el Gobierno.

Otra parte del dinero será usada para avanzar en la recuperación del Malecón de Managua, con lo cual el Gobierno Sandinista apuesta a crear más y mejores espacios de esparcimiento para las familias.

En sí se invertirán 1 millón 150 mil dólares en la construcción de 600 metros de la Pista Xolotlán, la cual conectará el Parque Candelaria con el Paseo Xolotlán, uno de los proyectos turísticos más emblemáticos del nuevo Malecón de Managua.