Y este poetilla la ofende en el Diario La Prensa simplemente porque la Primera Dama invoca el nombre de Dios para que en Nicaragua se implemente una democracia genuina, como efectivamente está ocurriendo desde el año 2007.

En su artículo, este poetilla de pacotilla se hace pasar como si Pedro Joaquín Chamorro Cardenal lo tenía entre sus “preferidos”, cuando en realidad en el departamento de redacción del entonces Diario La Prensa, Pedro Joaquín, en privado, lo calificaba como un “personaje camaleónico”, cosa que se ha comprobado a través de los años. Yo fui parte de esa redacción.

En sus ofensas a la Primera Dama, Rocha Urtecho llega al cinismo de tergiversar la partida de Rosario Murillo a Costa Rica, mezclando con epítetos realmente ofensivos, su vida personal y su lucha contra la dictadura somocista.

El camaleón nunca deja de ser camaleón

Para los que tienen buena memoria, recuerdan cuando La Prensa en la década de 1980, se dividió y una parte del personal fundó El Nuevo Diario y con ellos iba Rocha Urtecho.

Este triste personaje es de los que gritaban que La Prensa debía ser incendiada por ser un periódico contrarrevolucionario. En esa época era de los más furibundos “sandinistas”.

Hoy, Rocha Urtecho es un nuevo columnista del derechista Diario La Prensa, camaleónicos Sergio Ramírez Mercado-Mercader y Edmundo Jarquín, quienes a;l no poder dividir al Frente Sandinista, se cruzaron a la acera de la derecha recalcitrante.

Ahora, desde ese periódico donde esta el grupúsculo de la derecha recalcitrante, Rocha IUrtecho destila su veneno revestido de odio y rencor contra una mujer, en este caso, la Primera Dama, Rosario Murillo.

Ya sabemos, entonces, que el camaleón nunca deja de ser camaleón.

Las pirañas nunca dejan de ser pirañas

Estas pirañas, tipo Luis Rocha Urtecho, son los que ofenden a una dama, en este caso a Rosario Murillo, y les duele profundamente que la Primera Dama goce del 60 por ciento de popularidad dentro de la sociedad nicaragüense.

A Luis Rocha Urtecho le duele que el gobierno de la Primera Dama, Rosario Murillo, y el Presidente CONSTITUCIONAL, Daniel Ortega, sea elogiado por la estabilidad política y el buen clima para invertir en Nicaragua.

A Luis Rocha Urtecho se le revuelven las bilis cuando escucha a los organismos internacionales asegurar que en el gobierno del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, hay plena libertad de expresión y pensamiento y no hay presos políticos.

A estas pirañas como Luis Rocha Urtecho no les importa ofender a una dama como Rosario Murillo, con tal de lanzar su veneno a sabiendas que el pueblo nicaragüense piensa todo lo contrario.

Las pirañas, entonces, nunca dejarán de ser pirañas y Luis Rocha Urtecho es una de ellas.

Armonía, reconciliación y trabajo

A Luis Rocha Urtecho le duele que la Primera Dama, Rosario Murillo, trabaje incansablemente en la búsqueda de la armonía y la reconciliación entre todos los nicaragüenses, dejando en el oscuro pasado, la violencia.

En su artículo, pues, Luis Rocha Urtecho destila un odio visceral y un veneno que llega a un irrespeto hacia Rosario Murillo, la Primera Dama de la República, casi nunca visto en la historia de Nicaragua

Ante este increíble irrespeto de Luis Rocha Urtecho, siempre debemos recordar, como dijo el poeta, que a una dama no se le ofende ni con el pétalo de una rosa, y Rosario Murillo es una dama.