Un ambiente estable y con pocas probabilidades de lluvias debido a la influencia de altas presiones sobre el territorio nacional es el pronóstico presentado por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) para las próximas horas.

El Ing. Marcio Baca, director de Meteorología de Ineter, informó que estas condiciones se mantendrán para las próximos dos o tres días con vientos que oscilan entre los 30 y 35 km/h en la región del Caribe nicaragüense y entre los 20 y 25 km/h en el pacifico sur del país.

Según Baca, debido a la influencia de las presiones las temperaturas registradas en el país son relativamente bajas por el orden de los 14 grados Celsius en las regiones de Estelí, Condega y Jinotega, y entre los 19 y 21 grados para la zona de Managua, mismas que podrían mantenerse las próximas 24 horas.

Indicó que las precipitaciones en los últimos días han sido pocas y estas se han manifestado principalmente en las regiones del Caribe y la zona montañosa nicaragüense.

Actividad sísmica ha sido baja

En cuanto a la actividad sísmica, el asesor científico del Ineter, Wilfried Strauch, aseguró que éstas han disminuido y que desde el día viernes 12 de diciembre solamente se registra nueve sismos en la zona del Volcán Momotombo, sismos de baja intensidad.

Strauch declaró que el choque de las placas en el océano pacifico produjo una serie de pequeños sismos, actividad normal en la zona, siendo el de mayor magnitud de 4.2 en la escala abierta de Richter frente al Golfo de Fonseca.

“La actividad en los volcanes es muy baja también, no hay actividad de explosiones ni mucha salida de gases en los volcanes activos de Nicaragua, entonces actualmente (es) un periodo de baja actividad en general”, puntualizó Strauch.