Este domingo quedó oficializada la membresía de San Cristóbal y Nieves y Granada a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), durante la cumbre que se realiza en La Habana, Cuba, a propósito del décimo aniversario del bloque.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, fue el encargado de dar la noticia la celebración de la cumbre, en la cual participan los mandatarios de los países miembros.

Tras conocerse la decisión, que fue unánime, tomó la palabra el primer ministro de Granada, Keith Mitchell, quien expresó su agradecimiento por su ingreso al ALBA.

Destacó que el ALBA se constituye en una “alianza que aboga por la paz y la integración de los pueblos”. “Estos mecanismos de integración brindan beneficios” y enfatizó que el ALBA pone las preocupaciones sociales al mismo nivel de las económicas.

Mitchell indicó que la membresía fue una extensión natural debido a la cooperación entre Cuba y Venezuela. Agradeció el continuo apoyo de Venezuela a su país y reiteró su llamado a que se ponga fin al bloqueo injusto contra Cuba y su oposición contra cualquier sanción hacia el pueblo de Venezuela.

En la XIII Cumbre de este mecanismo integracionista se realizan homenajes a sus fundadores el líder de la Revolución de Cuba, Fidel Castro y el de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Durante la cita, que se realiza en la sede el Palacio de la Revolución de La Habana, se prevé oficializar la membresía de San Cristóbal y Nieves junto a Granada.

El ALBA surgió como una alternativa al proyecto neoliberal de Estados Unidos, el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y que sin el ALBA no se hubiese creado la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

La Alianza está integrada por Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela; mientras que Haití, Irán, Siria, Honduras y El Salvador se mantienen como Estados observadores.