El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, destacó que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) nació en medio de una América Latina y el Caribe que se transforman radicalmente, proceso que no parará de andar jamás.

Durante su intervención en la conmemoración del X Aniversario del ALBA en La Habana, Cuba, el mandatario nicaragüense reafirmó igualmente su solidaridad con Cuba y Venezuela, al tiempo que señaló que la mayor de las Islas Antillanas es un punto de referencia de los luchadores por la justicia y la paz.

En relación a las sanciones que pretende imponer Estados Unidos contra países como Venezuela y Cuba, el Comandante Daniel reiteró que América Latina y el Caribe deberían de hacer su propia lista de países terroristas, la cual encabezaría EEUU.

Daniel también recordó el primer encuentro que sostuvo en Cuba con el Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, y relató que la personalidad del líder latinoamericano le atrajo porque a través de él se podían escuchar las palabras del Libertador Simón Bolívar.

El Presidente Daniel manifestó que la década de los 90 fue muy dura para la lucha que atravesaba el proceso libertario de Nuestramérica, y dijo que en ese contexto Cuba batallaba sola, bloqueada y sin el apoyo de la Unión Soviética.

No obstante, destacó que todos los líderes latinoamericanos, que han encabezado gobiernos progresistas, andaban “por ahí”, encontrando siempre en Cuba el punto de referencia y el valuarte de los luchadores revolucionarios de Nuestramérica y del mundo.

En ese sentido, afirmó que Cuba “sigue siendo el punto de referencia de los luchadores por la justicia, por la solidaridad, por la paz, que libran esas batallas en condiciones muy difíciles”, en sus países y en las potencias imperialistas.

Cuando todos cantaban el fin de la revolución nació el ALBA

Daniel continuó repasando la historia latinoamericana y caribeña, explicando que cuando los lacayos del imperio predecían el hundimiento de la Revolución Cubana, llegó el triunfo de la Revolución Bolivariana, el cual fue rotundo gracias a la tenacidad de Chávez, a su espíritu y su firmeza.

Después llegó el triunfo de gobiernos progresistas en Brasil con Lula da Silva y en Argentina con Néstor Kirchner y más tarde en el año 2004 nace el ALBA en una América latina que se está transformando radicalmente y en donde se está abriendo un nuevo espacio.

Daniel criticó que en ese entonces hubo gobierno, que a pesar de haber recibido el apoyo, amor y cariño de la Revolución Cubana, no demostraron solidaridad cuando pensaron que el barco de la Revolución se hundía.

“Ya contaban los días para que la Revolución Cubana se hundiera y ya renegaban de la Revolución Cubana. Las ratas cuando se hunden los barcos, las ratas son las primeras en huir. Y pensaban que se hundía el barco de la revolución en América Latina que estaba aquí en Cuba, defendido por Fidel, por Raúl y por este pueblo heroico”, recordó.

Ahora 10 años después de aquel momento difícil que se vivía en América Latina y El Caribe, Daniel afirmó que “el ALBA en está América rebelde ya no parará jamás”.

El imperio ardido articuló el golpe en Honduras

El Comandante Daniel también expresó que en la batalla que las naciones del ALBA han tenido que librar frente al imperio, se han dado algunas bajas, como el fatídico golpe contra el ex presidente Manuel Zelaya de Honduras.

“No pudieron derrotarlo con los votos, el imperio estaba ardido, que ahí donde habían convertido a Honduras en una base de agresión contra Nicaragua, hubiese llegado un presidente que rápidamente había entendido el valor de este proyecto y se había incorporado al ALBA”, explicó.

“Tampoco pudieron perdonar que luego ahí mismo en Honduras, una semana despues de las Cumbre de las América, allá en Trinidad y Tobago, cuando el Presidente Obama hablo de unas relaciones con los pueblos latinoamericanos y caribeños, unas semanas después en Honduras se toma aquella decisión histórica de desconocer la sanción que el imperio le había impuesto al pueblo Cubano en relación con la OEA. Fue en San Pedro de Sula, y otra semana luego vino el golpe”, recordó Daniel.

Seguidamente, indicó que se dio la rebelión de toda Nuestramérica contra el golpe. “Porque no debe olvidar el imperio, no debe olvidar los Estados Unidos, los gobernantes norteamericanos, que después del golpe en Honduras inmediatamente nos convocamos en Managua, y ahí fue determinante la beligerancia del Presidente Chávez”, convocando a los gobernantes latinoamericanos.

“Ahí estábamos todos en Managua dejando un mensaje claro de condena a la política injerencista, a la política golpista, a la política terrorista de los gobernantes yanquis en contra de los pueblos de Nuestramérica”, aseguró.

“Esto significa que no solamente el ALBA, sino que a partir del ALBA se ha fortalecido la región. El ALBA ha sido el detonante y el iniciador de ese detonante Fidel y Chávez, dos revoluciones, la revolución cubana y la revolución bolivariana, el detonante y luego hemos venido multiplicando nuestra presencia, nuestra adhesión al ALBA”, resaltó el presidente Daniel.

Estados Unidos debe formalizar las relaciones con Cuba

Daniel también se refirió al criminal e injusto bloqueo que Estados Unidos mantiene en contra del pueblo y gobierno cubano, el cual ha durado más de 50 años.

Denunció que Estados Unidos ha utilizado todas las formas para eliminar la Revolución Cubana, la cual ha resistido firmemente gracias a la fortaleza de los comandantes Fidel y Raúl Castro y al apoyo del glorioso pueblo cubano.

El presidente demandó que es hora que el gobierno norteamericano entienda, de una vez para siempre, que debe suspender el bloqueo contra Cuba y debe buscar la forma de formalizar las relaciones con el país caribeño, así como lo hizo con el pueblo de Viet-Nam, después que el ejército norteamericano fue derrotado por el pueblo vietnamita.

Sin embargo, criticó el hecho que en lugar de terminar el bloqueo, más bien han cometido el delito de colocar a Cuba como un estado que apaña el terrorismo.

Daniel demandó el cese del bloqueo contra Cuba, y explicó que el Presidente Barack Obama ha tenido innumerables oportunidades para anular esa agresión en contra de la Isla.

El presidente manifestó que incluso el tema del bloqueo dejó de ser un tema electoral y la comunidad de Miami, que antes demandaba la continuidad del bloqueo, ahora está en contra del bloqueo.

No obstante, valoró que el imperio quiere retomar el control de un mundo hegemónico y unipolar, promoviendo políticas expansionistas en todas las regiones del planeta.

Estados Unidos encabezaría lista de países terroristas

Daniel explicó que frente a las sanciones y agresiones que el imperio norteamericano impone a los países latinoamericanos y caribeños, los gobiernos de la región deberían elaborar su propia lista de estados terroristas.

“En nuestra lista debería estar el estado yanqui como primer país, como primer estado terrorista, porque es un estado que ha practicado el terrorismo a lo largo de su historia. Incluso es el único país que ha sido condenado por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por terrorismo… la Corte condenó a los Estados Unidos por terrorismo, la Corte es el más alto tribunal de justicia que tiene el planeta, que deriva de Naciones Unidas”, expresó.

“Yo comentaba que allá en Nicaragua tenemos nuestras listas para que no entren senadores, congresistas, que andan soltando veneno por nuestras tierras. Así como ellos se dan el derecho de tener su lista y no permitir el ingreso de funcionarios de muchos de nuestros países, también nosotros tenemos el derecho de tener nuestra lista y no permitir el ingreso de funcionarios, congresistas, senadores de los Estados Unidos que andan envenenando el ambiente”, exhortó.

El mandatario nicaragüense expresó una vez más la solidaridad con el pueblo de Cuba y con la Revolución Bolivariana “estamos seguros que partiendo de sus propias fuerzas que son determinantes y contando con toda nuestra solidaridad, donde nuestra solidaridad es un valor moral, un valor político, en donde todos sabemos que la batalla que ha librado Cuba y la batalla que libró Chávez, y la batalla que libra Nicolás, descansa fundamentalmente en sus propias fuerzas, en el heroísmo de su pueblo, en la conciencia de sus pueblos, en la dignidad de sus pueblos, ahí descansa esa fuerza, esa fortaleza, para resistir y para vencer”.

Finalmente, Daniel dio una calurosa bienvenida a los representantes de San Cristóbal y Nieves, y de Granada, estados caribeños que se unieron al ALBA en su décimo aniversario.