Los máximos representantes de la Autoridad Nacional Raizal de las Islas de San Andrés y Providencia iniciaron este jueves una visita por diferentes zonas del Caribe Nicaragüense con el objetivo de fortalecer los lazos culturales y de comunicación con los gobiernos regionales autónomos de la Costa Atlántica Norte y Sur.

Raymond Howard, Presidente de Autoridad Nacional Raizal, manifestó que los lazos entre los raizales y el caribe nicaragüense siguen vivos aún cuando el Tratado Bárcenas-Esguerra truncó la unidad de muchas familias.

“Venimos en son realmente de estrechar los lazos culturales, de hermandad de sangre que tenemos con los hermanos de la Costa Atlántica de Nicaragua. Somos una familia grande que se va extendiendo a través del territorio marítimo. Tenemos un pasado muy ligado y queremos volver a activar esas relaciones que teníamos años atrás”, afirmó Howard.

Durante su visita, los raizales se reunirán con la comunidad indígena ramaquí siempre en aras de profundizar los lazos culturales de los dos pueblos.

El objetivo es que todo esto trascienda a aspectos más concretos en términos económicos, religiosos y deportivos.

Eso “era algo que nosotros hacíamos, era algo que cuentan mis ancestros, era lo normal que pasaba entre estos dos territorios hermanos”, subrayó el Presidente de la Autoridad Nacional Raizal.

Howard agradeció al Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, quien luego del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya de 2012, ha tenido una postura congruente con las aspiraciones de su pueblo.

“El Presidente Ortega entiende perfectamente los derechos que tienen los pueblos ancestrales en su territorio, así que en seguida él mando mensajes de paz y tranquilidad a los raizales de que no teníamos por qué preocuparnos”, manifestó.

En San Andrés y Providencia hay aproximadamente 35 mil miembros de la comunidad raizal, pueblo originario del archipiélago. No obstante, se calcula que hay unos 50 mil viviendo en lo que ellos llaman la “diáspora raizal”.

Howard afirmó que como consecuencia de una política del gobierno colombiano, hoy los raizales son minoría étnica en su propio territorio.

Corine Duffis Steel, miembro de la Autoridad Nacional Raizal, afirmó que históricamente ellos y el pueblo costeño nicaragüense han hecho uso de los recursos del mar Caribe sin ningún problema, de allí la importancia de acoger la disposición de Nicaragua de mantener la comunicación y el respeto a sus derechos históricos.

“Nosotros seguimos creyendo que aún nosotros no hemos perdido nada. El comandante Presidente Ortega nos ha hecho sentir que en verdad seguimos poseyendo ese mar, que seguimos siendo los dueños ancestrales”, expresó Steel recordando los compromisos del mandatario nicaragüense.