A pocas horas que Nicaragua celebre la tradicional Gritería en honor a la Inmaculada Concepción de María, el Cardenal Leopoldo Brenes, se manifestó gratamente complacido que cada vez más familias nicaragüenses se sumen a esta fiesta religiosa, lo que demuestra que Nicaragua le tiene un inmenso amor la madre de nuestro Salvador Jesucristo.

“Ustedes mejor que yo que andan en la calle se dan cuenta, qué cantidad de personas están preparando sus altares y me llama la atención siempre, he encontrado personas que me han dicho ‘yo pensé que no la iba a celebrar este año’, pero yo digo que siempre la Virgen da lo necesario para que podamos celebrarla”, señaló el prelado.

Reveló que pudo ver por la televisión, el homenaje que artistas nicaragüenses realizaron en honor a la Virgen del Trono en el municipio de El Viejo en Chinandega.

“Anoche estuve viendo a través del canal (6), la transmisión que se hizo en la serenata allá en El Viejo, fue un desborde de gente. Es una manifestación que este pueblo nicaragüense tiene un gran amor a nuestra madre la Santísima Virgen María, no hay duda que la siente como aquella que está muy cercana a nosotros”, declaró Brenes, disculpándose con la feligresía por no asistir, dado una serie de actividades que tiene contemplado durante todos estos días.

Obras de arte

El Cardenal Brenes también aplaudió las muestras de amor y devoción que ha hecho el Gobierno de Nicaragua en la Avenida de Bolívar a Chávez, asegurando que los altares ahí construido por los trabajadores de las instituciones públicas, son verdaderas obras de arte.

“Son unas verdaderas obras de arte, si uno mira los primeros altares de hace unos años, en comparación a los de hoy, creo que hay mucho interés (de fomentar el amor a la Virgen María)”.

Reveló que hace un par de días visitó la parroquia del barrio Santa Rosa y se encontró un trabajador de una institución que le comentó que desde ya está pensando en los diseños del próximo año.

“Qué hermoso que esos altares no se improvisan, sino que es parte de un estudio, de una reflexión, por qué, porque cada uno de los altares tiene una motivación y creo que eso es parte de la evangelización y yo siempre digo ¡qué hermoso! y estoy cien por ciento seguro que algunos van de forma turística, para admirar, pero pienso que un buen número de personas también se paran frente a la imagen de la Virgen y se encomienda ella y encomienda a su familia, entonces de una u otra forma es un proyecto también en el cual el Señor (Jesucristo) está manifestando que amemos más a su madre la Santísima Virgen María”, dijo Brenes que participó de la graduación de nuevos catequistas.