Los techos deteriorados, los pisos de tierra y las paredes inestables no serán ya más un dolor de cabeza para 32 familias de los barrios Villa Feliz, José Benito Escobar y Concepción de María, del Distrito VI de Managua, quienes fueron protagonistas del programa de rehabilitación habitacional que ejecuta el Gobierno Sandinista a través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR).

Estas familias son de escaros recursos y durante años vivieron en condiciones de extrema inseguridad debido al mal estado de sus viviendas. Por esta razón, tras una evaluación de las condiciones estructurales se decidió en algunos casos cambiar el techo, en otros poner piso, en otros construir cuartos o bien instalar columnas de concreto donde no las había.

“El techo estaba desbaratado, no se había caído porque Dios es grande. Ahora por el comandante Daniel tengo un techo nuevo donde ya no se me pasa el agua cuando llueve”, manifestó Róger Castillo, protagonista de este programa en el barrio Concepción de María.

Para las familias este es el mejor regalo navideño que pueden recibir.

“Mi casa tenía deteriorado el techo y la base, y eso fue reforzado. Hoy la casa ha quedado como nueva”, dijo la joven Lucía Flores.

La Presidenta del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Judith Silva, manifestó que en estos tres barrios son 160 mujeres, niños, hombres y ancianos a los que se está dignificando sus condiciones de vida.

Sin embargo, explicó que a lo largo del año se ha trabajo en todos los distritos de Managua no solo en mejoramientos sino también en la entrega de viviendas nuevas.