Al grito “¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!”, personal de Migración y Extranjería le cantó a la Inmaculada Concepción de María este viernes 5 de diciembre.

La devoción mariana se sintió en cada rezo de la familia de esta entidad del estado nicaragüense, siendo el padre Antonio Castro quien guiaba los agradecimientos y plegarias a la virgen María.

“Este tiempo mariano y navideño es un tiempo de ternura, amistad, tolerancia, solidaridad, disponibilidad de todas las personas para seguir trabajando, construyendo el reino de Dios y aportando al crecimiento de este país que es creyente y mariano también”.

“El Grito ¡Quién Causa tanta alegría! Es motivo realmente de alegría y esa debe ser el fruto de haber trabajado, haber servido, haber sido eficiente en todos los campos y aspectos de la sociedad”, concluyó el padre Castro.

Por su parte, la comandante de Brigadas, María Antonieta Novoa, directora general de Migración y Extranjería, manifestó que como pueblo y funcionarios siguen a paso firme la devoción a María y agradecen las bendiciones al pueblo de Nicaragua.

“Migración en brazos de María nos unimos también con todo nuestro pueblo de los alrededores y las familia de migración unidos en las fiestas a María. Estamos en fervor, cantándole con devoción, poniendo nuestro amor, fe y devoción en estos momentos que todos los necesitamos”.

“Le pedimos paz, que nos de sabiduría y esa fe que necesitamos. Aquí estamos con nuestro gobierno celebrando estas fiestas. Nuestro pueblo nos la fuerza para seguir adelante, y aquí cerrando con María este año 2014”.