Un intenso trabajo de fumigación, abatización y de eliminación de criaderos de zancudos se realizó este viernes en Villa Rubén Darío, Distrito VI de Managua, ello como parte de la jornada de lucha contra el Aedes Aegypti, principal agente transmisor del Dengue y el Chikungunya.

En este barrio, como en el resto de la ciudad capital, los brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) iban acompañados por los Gabinetes de la Familia quienes se encargan de apoyar las labores de concientización ciudadana, es decir, recordarle a la población de que solo manteniendo limpio es que se podrá mantener alejados los mosquitos de los hogares nicaragüenses.

El doctor Benito Flores, epidemiólogo del Centro de Salud Silvia Ferrufino, manifestó que es indispensable sacar de las viviendas recipientes inservibles que acumulen agua, pues es precisamente en agua limpia donde se reproduce el Aedes Aegypti.

El doctor Flores destacó que en Villa Rubén Darío no se reportan hasta el momento casos de Chikungunya, aunque si en algunos barrios aledaños.

Marcia Antonia Acuña, habita en este sector capitalino, y aseguró que como pobladores están conscientes de que deben apoyar las labores que realizan los brigadistas de salud.

“Esto nos previene las enfermedades. Aquí no hay muchos zancudos, pero es bueno que pasen los brigadistas fumigando y abatizando”, indicó Acuña, quien asegura diariamente verificar en su vivienda que no haya botes viejos que acumulen agua.

De la misma manera se expresó Mercedes Orellana, para quien solo unidos se logrará evitar enfermedades como estas.

“Yo le doy gracias a Dios y al Presidente Daniel por mandar estas brigadas”, dijo Orellana.

“Uno debe estar también consciente de la limpieza en la casa y evitar charcas”, agregó esta pobladora.