Cientos de maestros de diferentes colegios del Distrito II de Managua se dieron cita este viernes en el Instituto Ramírez Goyena para realizar el último Taller de Evaluación, Programación y Capacitación Educativa (TEPCE) del presente año lectivo.

En este taller se evaluó el trabajo docente a largo del año escolar, es decir, las metodologías, resultados obtenidos dentro de las aulas y los retos planteados para el 2015.

De acuerdo a la maestra Mariela Valdez, la unificación de la programación escolar ha sido uno de los grandes logros de estos talleres, ya que esto permite trabajar de una manera más uniforme dentro de cada salón de clases.

Los maestros afirman que como consecuencia de la emergencia sísmica de abril, durante casi un mes se suspendieron las clases en Managua, no obstante, esto se ha logrado solventar con diferentes medidas, entre estas seguir impartiendo las clases hasta el próximo 19 de diciembre.

Carlos Alberto Zelaya, maestro del Colegio Gaspar García Laviana, valoró como muy positivo este mecanismo de trabajo al permitirle a los docentes ir analizando sus labores.

“Hubo un intercambio entre los docentes y con los padres de familia y alumnos para mejorar la calidad de la educación”, subrayó este maestro.

Para Zelaya fortalecer la educación es fundamental pues esto redundará en formar mejores hombres y mujeres tanto en el ámbito personal como laboral.

La profesora Socorro Silva, del Centro Educativo El Alba, expresó que luego de cada TEPCE ellos lo que hacen es hablar con los estudiantes y coordinar con ellos el trabajo docente. Aunque afirmó que no menos importante es el dialogo entre maestros para juntos apoyarse en la comprensión y diseño de una metodología de enseñanza mucho más adecuada para los alumnos.