A pocos días que culmine el año lectivo 2014, el entusiasmo inunda los salones de clases de la ciudad de Managua, donde los estudiantes de primaria y secundaria hacen sus últimos esfuerzos por culminar sus materias lo más alto posible.

En el Instituto Benjamín Zeledón estudian más de 2 mil 600 jóvenes en todos los turnos y niveles, y de acuerdo al Sub Director de este centro, profesor Noel Martín Corea, el rendimiento académico vuelve a rondar el 90 por ciento.

Corea asegura que a pesar de las dificultades provocadas por los sismos del mes de abril, en el colegio se ha logrado cumplir a cabalidad el plan de estudios.

Quienes más entusiasmo sienten son las muchachas y muchachos de quinto año. Estos afirman que luego de años de estudio ahora su principal sueño es dar sus primeros pasos en la universidad para así coronar una carrera.

“Me siento super contenta porque para mí desde pequeña ha sido un sueño culminar la secundaria, terminar el Quinto Año, y si Dios quiere el año que viene iré a la universidad”, asegura Aura Regina Buitrago, de 19 años, quien espera ser comunicadora social.

En primaria la alegría por estar culminando sus estudios también es notoria en rostros como el del niño Eddy Moisés Fonseca, de 14 años.

Eddy está terminando su Sexto Grado con muy buenas notas, y su anhelo es continuar siendo un excelente alumno durante toda su secundaria.

“Este año lo he sentido maravilloso al compartir con mis compañeros de clases, y felices porque todos vamos a pasar al primer año (de secundaria). Mi meta es estudiar mucho y ser mejor alumno”, afirma.

Aunque este 4 de diciembre es el último día de clases en la mayoría de colegios del país, debido a los sismos del mes de abril en distintos municipios de Managua y León esta fecha se corrió hasta el día 19.