El crecimiento económico del 4.5% que la Cepal estimó para Nicaragua en su más reciente informe, es una buena noticia para el futuro del país y las grandes expectativas con megaproyectos como el Canal Interoceánico y la hidroeléctrica Tumarín, estimó el periodista Adolfo Pastrán, director de Informe Pastrán.

“Son buenas noticias económicas para Nicaragua, para su futuro, para las grandes expectativas que tenemos sobre proyectos como el Canal Interoceánico y Tumarín”, refirió Pastrán.

“Si a eso le sumamos que arranca el canal, que comienza una inversión millonaria grande, no hay que perder de vista el dinero que va a jugarse en la economía cuando comiencen a pagarse las indemnizaciones por las expropiaciones en la ruta del Canal; además el proyecto hidroeléctrico más grande que va a tener Nicaragua que es Tumarín, que arranca en el primer trimestre del 2015; también la refinería venezolana (…) esas son buenas noticias económicas para Nicaragua y para los inversionistas son buenas noticias, para los empresarios nicaragüenses les da mucho entusiasmo, mejora el clima de negocios de Nicaragua, nos posiciona como un país atractivo para las inversiones extranjeras y demuestra que en el país se están haciendo muy bien las cosas en materia macroeconómica”, agregó.

Explicó que la estimación de la CEPAL coincide con el crecimiento de indicadores económicos como las remesas, el aumento por ingresos turísticos, el buen manejo de la inflación, la generación de empleo y la formalización de la seguridad social.

“Nicaragua se está convirtiendo en un tigre en Centroamérica”, aseguró.

En resumen, Pastrán manifestó que el actual crecimiento de Nicaragua, sumado con el inicio de los megaproyectos como el Canal Interoceánico y Tumarín, el país podría duplicar su crecimiento o cuando menos situarlo en un 7%.

“Podemos llegar a duplicar o cuando menos a un 7% de crecimiento económico el próximo año. Eso significa más empresas extranjeras operando en el país, más empleo, menos inflación , mejor poder adquisitivo en la mano de los nicaragüenses, menos factura petrolera, mejor clima de negocios para el país”, concluyó.