El Gobierno dio inició a los operativos especiales de seguridad en Acapulco y Tierra Caliente a fin de que controlar la violencia desatada por el crimen organizado, pese a que enfatizó que los agentes deben resguardar a los turistas que visitarán el país durante las vacaciones navideñas.

Militares y policías federales se trasladaron al balneario turístico de Acapulco en el estado de Guerrero (sur) para activar un plan especial de seguridad anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto, tras la crisis desatada por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

"Fuerzas federales asumen las tareas de seguridad en el puerto de Acapulco", confirmó el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, en un evento realizado en el municipio de Iguala, donde el 26 de septiembre los policías de esta localidad dejaron en manos del cártel Guerreros Unidos a los 43 jóvenes.

Unos 500 agentes policiales estarán desplegados en la ciudad portuaria de ese país para mantener el orden.

Peña Nieto anunció la semana pasada 14 medidas de seguridad para responder a las crisis de violencia que ha incrementado en México durante su dos años de mandato.

Una de las decisiones se refiere al Mando Único policial, dependiente de la administración federal con el objeto de “tener el control” de los procedimientos de seguridad en las regiones y municipios.

No obstante, Rubido dijo que el operativo lanzado en Acapulco tiene el propósito de resguardar a sus 790 mil habitantes, así como la llegada de turistas en las próximas vacaciones navideñas.

El mando único policial implica la desaparición de las policías municipales del país para que sólo haya 32 cuerpos, uno en cada estado.

Peña Nieto optó por iniciar los operativos especial en los 22 municipios de Guerrero y estados vecinos afectados por el crimen organizado.

Tierra Caliente

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció en Iguala el inicio del operativo especial de seguridad para Tierra Caliente.

Además de los municipios de Guerrero, ocho del estado de México, dos de Michoacán (suroeste) y cuatro en Morelos (sur) contará con un Mando Único a cargo del gobierno federal.

La Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional asumen a partir de este miércoles el control de la seguridad en la zona de Tierra Caliente y Acapulco.