Con música mariachi y mucha devoción, los comerciantes del Mercado Roberto Huembes cantaron este miércoles a la Purísima Concepción de María.

La celebración a la Virgen es una tradición bien arraigada entre los comerciantes, de tal manera que año con año unen esfuerzos para mantener vivo el amor hacia la Santa Patrona de Nicaragua.

De acuerdo a la comerciante Yolanda Zamora este año ellos hicieron más de 500 paquetes o gorra para entregar a los visitantes, ya que algo que caracteriza a esta celebración es la oportunidad de compartir con la familia y la comunidad.

“Esta es una enseñanza de nuestros abuelos y padres, y nosotros la estamos siguiendo”, expresó Zamora.

Para Juana Guadamuz las festividades marianas son las más lindas de Nicaragua, porque es cuando el pueblo demuestra su espíritu cristiano.

“A la Virgen debemos celebrarla con devoción y amor”, manifestó.

Los comerciantes aseguran que hay que seguir transmitiendo la fe a las nuevas generaciones para que en Nicaragua perdure siempre una de las devociones religiosas más originales del mundo.