En el marco del proyecto Prevención de la Violencia contra la Mujer en Centroamérica, ejecutado en la región como parte del Sistema de Integración Centroamericana, Nicaragua y El Salvador están intercambiando experiencias sobre las Comisarías de la Mujer y el Sistema de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia.

En ese sentido, una delegación de funcionarias del Gobierno de El Salvador, representantes de instituciones vinculadas a la defensa de los derechos de las mujeres, se encuentra de visita en Nicaragua para conocer más de cerca la experiencia pinolera en la prevención y erradicación de la violencia familiar y de género.

“Este intercambio nos servirá a ambos países para fortalecer no solamente los lazos de amistad, sino también las estrategias que nos ayuden a prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres en nuestros países. Recordemos que en Nicaragua se impulsa una campaña de fortalecimiento de los valores de las familias, el fortalecimiento del núcleo de la comunidad, que es la mujer, que es la familia, de manera que este intercambio nos servirá a ambas naciones centroamericanas y esperamos que genere resultados cuantitativos alrededor del fortalecimiento de esa estrategia que ya ha dado inicios en la región centroamericana y que gracias a la voluntad política del Comandante Daniel (Ortega) y la Compañera Rosario (Murillo) hoy es una realidad en nuestro país”, expresó la titular del Ministerio de la Mujer, compañera Arlen Vargas.

La Ministra de la Familia, Adolescencia y Niñez, compañera Marcia Ramírez Mercado, explicó que la delegación salvadoreña ha llegado al país a conocer el modelo de Persona, Familia y Comunidad que impulsa el Gobierno Sandinista y partiendo de ese intercambio poder ellos ejecutar en su país un modelo que también les de buenos resultados.

“La idea es que al final de la visita todos estemos fortalecidos, porque nosotros siempre andamos en la búsqueda de ideas novedosas de cómo trabajar, acompañar a las familias, a las parejas, a los niños, de manera que aquí vayamos siendo creativos y dando respuesta inmediata y sobre todo estableciendo en la cultura nicaragüense que la violencia no es normal, que no es normal que nos relacionemos mal para que cuando estos niños, niñas y jóvenes formen familias tengan otra visión del mundo, (entonces) estamos atacando el problema desde sus raíces más profundas”, indicó Ramírez.

La rectora del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), Xochilt María Bendeck Rivera, señaló que a través de la Rectoría para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres son la contraparte en la implementación de este proyecto regional y que en ese sentido están tratando de impulsar y fortalecer la implementación de la política nacional para el acceso a las mujeres a una vida libre de violencia, para lo cual representantes de la Comisión Técnica especializada para la operativización de la Ley Especial Integral han llegado a nuestro país para conocer r las buenas prácticas del Gobierno nicaragüense, pero también cuales han sido sus lecciones aprendidas en este proceso de instalación de mecanismos de atención y coordinación entre las instituciones para garantizar el acceso a las mujeres a una vida libre de violencia.

“Estamos realmente muy interesadas en conocer cuál ha sido la experiencia nicaragüense en la articulación de los servicios públicos para la protección y la atención integral de mujeres que enfrentan violencia y sobre todo como se van generando esos sistemas de atención especializada en los que se involucran diversos servicios de diferentes instituciones del Estado”, comentó Bendeck.

Según la funcionaria salvadoreña, en su país actualmente está desarrollando un proceso del modelo de atención integral, así como el modelo de justicia especializado para las mujeres y reviste de importancia conocer como los países hermanos han avanzado en esos espacios.