El vicepresidente valoró que las acciones que los desmovilizados realizan para que sus demandas sean atendidas, forman parte de la democracia y de la libertad para pronunciarse que existe en el país.

No obstante explicó  que la solución a su situación, debe nacer del diálogo y recordó que la Asamblea Nacional conformó una comisión que analiza los diferentes planteamientos de los desmovilizados.

Asimismo, Halleslevens aseguró que en este país “nadie puede  hablar de persecución política, (porque Nicaragua) es un país eminentemente democrático, ustedes lo saben perfectamente, aquí todo mundo se expresa, aquí hay libertad”.

Finalmente manifestó que la solución a los planteamientos de los desmovilizados “debe darse  a través de las conversaciones, de las pláticas, del diálogo, de la búsqueda de entendimiento que las cosas llegan a hacerse realidad y arreglarse”.