Trabajadores del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR) acompañados de sus familiares, concluyeron el novenario en honor a la Purísima Concepción de María con un hermoso altar adornado con los colores de nuestra bandera, el atractivo toque de nuestras flores naturales, el canto y sobre todo el amor hacia la intercesora entre Dios y los hombres.

Al igual que en años anteriores, el personal del Invur agradeció a la madre santísima por permitirles llevar a las familias de todo el país la restitución de sus derechos, al cumplir con el mandato del Gobierno Sandinista haciéndoles la entrega de viviendas seguras y dignas donde compartir y disfrutar de la unidad familiar y el amor para con los suyos.

“Nosotros todos los años celebramos a nuestra madre junto a nuestros compañeros de trabajo y sus familiares, dándole gracias a la virgen por concluir un año de trabajo en el que le hemos cumplido al pueblo a través de la restitución del derecho a contar con una vivienda digna. Este año nuestra petición es seguir trabajando para el pueblo y que la paz reine en Nicaragua” manifestó María Emilia Rizo, trabajadora de Invur.

“Una vez más hemos venido junto a mi hijo a celebrar la Purísima en su trabajo, es bonito que en cada centro de labores celebren esta hermosa festividad porque están rescatando las tradiciones de nuestro pueblo y es una manera de agradecerle a la virgen por todas las bendiciones que ella derrama en nuestro gobierno y en cada uno de sus proyectos” dijo Martha Osorno.

Durante los nueve días de novenario, el personal de Invur con mucha dedicación elevó sus plegarias a la Conchita, haciendo de las fiestas marianas una verdadera celebración y manifestación de fe y amor.

“Hoy estamos concluyendo con el novenario y que mejor manera de hacerlo que compartiendo con nuestros compañeros y familiares esta hermosa celebración que año con año realizamos y compartimos la tradicional gorra, siempre nosotros le agradecemos a la virgen por estar del lado de nuestro gobierno y de cada uno de los que trabajamos en función de nuestro pueblo” dijo Carol Vidaurre.

Por su parte la compañera Judith Silva, Presidenta Ejecutiva de Invur señaló que un año más comparten de la celebración mariana no solo con el personal de la institución sino con los pobladores de los barrios, con quienes en los próximos días le estarán cantando a la Conchita.

“Le hemos pedido a la virgencita que nos dé más fuerza, energías para servirle mejor a nuestro pueblo, a quienes nos debemos como servidores públicos. Celebrando en fe, familia y comunidad y bendecidos para que el 2015 sigamos adelante trabajando con el buen gobierno de nuestro país” expresó.

“Así mismo, estamos compartiendo con las familias de los diferentes barrios la celebración mariana con un altar móvil y en los próximos días estaremos compartiendo con la población la tradicional gorra, llevando alegría y rescatando tan hermosa celebración religiosa” concluyó.