Con una sonrisa en sus rostros reflejando la alegría de contar con una vivienda digna y segura se encuentran 150 familias de las 450 que serán trasladadas en los próximos días a Ciudad Belén, complejo habitacional construido por el buen Gobierno Sandinista para las familias que resultaros afectadas por los sismos ocurridos en el pasado mes de abril.

A bordo de camiones del Ejército de Nicaragua, las humildes pero luchadoras familias trasladaron sus enseres a lo que a partir de hoy es su nuevo hogar, una vivienda construida a base de concreto, contando con dos habitaciones, sala, baño y la complementariedad de camas, sillas, mesas y cocina, elementos que permitirán a los protagonistas iniciar un nuevo capítulo en sus vidas.

Atrás quedó el recuerdo de haber permanecido en espacios en los cuales sus vidas estaban en peligro, tomando en cuenta que muchas de las familias protagonistas habitaban en edificios muy antiguos y deteriorados, razón por la cual fueron evacuados para hoy ver materializado lo que para ellos era un sueño, tener una vivienda propia y digna.

“Es una bendición la que hoy estamos recibiendo a través del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, es un sueño hecho realidad luego de vivir tantos años en los escombros de Managua, este es un día que añoramos y que hoy es real. Estamos felices y agradecidos con todos los que nos han apoyado” destacó Yorlene Medrano.

Así mismo, el compañero de vida de la joven, quienes cuentan con un bebé de dos meses, su primer hijo, afirma que hoy el futuro de su hijo está asegurado pues tiene una casa bonita y segura donde crecerá sin peligro alguno.

“Esta es una vivienda digna, estamos llenos de alegría porque nuestro hijo va a crecer en un sitio seguro y sabemos que esta será la mejor navidad de nuestras vidas. De ahora en adelante iniciamos una nueva vida, en mejores condiciones” afirmó Maynor Díaz.

Compromiso de gobierno, toda una realidad

Desde el primer momento que se produjeron los sismos en la capital, el Gobierno Sandinista dispuso la evacuación de las familias de todos los sitios que representaban un peligro para ellos, así mismo asumió el compromiso de brindarles un espacio seguro, digno y bonito donde habitar, lo cual hoy es una realidad pues las viviendas fueron construidas en un área segura, donde los pobladores no están expuestos a situaciones de riesgo.

“La felicidad es grande, hoy me doy cuenta que la espera no fue en vano, el comandante Daniel Ortega nos otorgó esta vivienda bonita y digna, con las condiciones necesarias para iniciar una nueva vida. Por trece años viví en las orillas del hoyo de Batahola Sur, lo cual era un peligro para mis tres hijos, sin embargo la tranquilidad ha vuelto a mi familia gracias al gobierno” afirmó Blanca Zamora.

“Me siento más tranquila de tener una casa segura, antes tenía que vivir con el Jesús en la boca, pues el edificio en el que vivía estaba viejo y deteriorado, cada vez que temblaba o llovía, nosotros no dormíamos, sufríamos muchas incomodidades y el temor de que en cualquier momento nos cayera encima, ahora voy a vivir mejor con mi familia” dijo Claudina Orozco.

En los próximos días las autoridades de la comuna y el Gobierno Central continuarán con el traslado de las familias, logrando de esta manera restituirles sus derechos y permitirles disfrutar de las fiestas de fin de año en un hogar seguro y acogedor.