Para los nicaragüenses lo tradicional en nuestra dieta y nuestra cocina siempre ha sido el frijol rojo, un alimento complementario de muchos platillos y que no puede faltar en nuestro desayuno, almuerzo y cena, ya sea en arroz con frijoles o bien como gallo pinto.

Sin embargo, este producto agrícola en su variedad negro también es un excelente acompañante de nuestras comidas, pudiendo prepararlo de distintas maneras como gallo pinto, sopa, con cerdo frito, frijoles molidos, entre otros, que además posee altos niveles nutricionales que contribuyen al crecimiento de los niños, el buen desarrollo de embarazos y una buena alimentación para los adultos mayores.

“Los beneficios nutricionales del frijol negro son los mismos que el frijol rojo, lo que cambia es el color, pero el color no quiere decir que la proteína, los minerales que contiene difieran. Los niños pueden crecer favorablemente ingiriendo tres porciones de frijoles negros al día (porque) el molibdeno, el zinc, el cromo, los oligoelementos y los nutrientes que contiene son excelentes para el crecimiento y ayudan a nuestras embarazadas jóvenes y nuestros adultos mayores para que mantengamos bien la piel, saludable nuestro sistema respiratorio porque tiene suficientes nutrientes, vitaminas y minerales”, señaló Carolina Cerna, nutricionista del Centro de Salud Francisco Morazán.

Cerna refirió que el color de esta variedad de leguminosa no quiere decir que no contenga las mismas bondades nutricionales que el frijol rojo y que por el contrario debe aprovecharse a consumirlo por sus beneficios para la salud, acompañándolo con un refresco rico en vitamina C para favorecer su absorción.

“Una limonada porque favorece la cantidad de micronutrientes, que se quedé el hierro en el cuerpo, pero se bota acompañándolo con una gaseosa. No es recomendable ingerirlo con una gaseosa, sino con una limonada, naranjada o la fruta que está en cosecha, porque así se aprovecha la vitamina C, y la proteína queda en nuestro cuerpo”, añadió la especialista en nutrición.

Según Cerna, las mujeres embarazadas deben aprovechar a consumir este producto, dado que les ayudará a que el crecimiento fetal sea optimo, al igual que contribuye a fortalecer el sistema inmunológico, por lo cual también deben consumirlo los adultos mayores.

“Los adultos mayores andan con defensas bajas muchas veces, (y) es importante ingerir frijoles tres veces al día, porque eso les favorecería a tener un sistema inmunológico estable, acordémonos que son diabéticos, hipertensos y padecen otras enfermedades y complicaciones debido a la diabetes y es favorable que ellos consuman más frijoles negros que un motete de arroz, porque muchas veces no balanceamos, estamos consumiendo demasiados carbohidratos y poca proteínas y el frijol favorece la obtención de proteínas saludables para el organismo”, apuntó Cerna.

Gobierno promueve consumo del frijol negro

Tomando en cuenta los valores nutricionales de este producto tan necesario en el alimento de los nicaragüenses, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional se ha dado a la tarea de promover su consumo y desde el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA) desde un enfoque de seguridad y soberanía alimentaria.

“Dentro del Ministerio nos hemos dado a la tarea de promover el consumo y promover el consumo en función de cómo lo consume el nicaragüense en base a su dieta acostumbrada como la sopa de frijoles, gallo pinto y otros platillos a base de frijol y que nosotros hemos venido promoviendo en el Parque Nacional de Ferias como frijol sopeado con cerdo, arroz congrí”, detalló Francisco Vega, técnico de agroindustria del MEFCCA.

El funcionario del MEFCCA destacó que el frijol negro también representa un ahorro en el bolsillo de los nicaragüenses, dado que se puede encontrar en los mercados a un precio entre los 10 y 15 córdobas, por debajo del valor de la libra de frijol rojo que oscila entre los 25 a 30 córdobas.

“Además de sus propiedades también tenemos que destacar que el frijol negro es un tema de seguridad y soberanía alimentaria, se produce más en relación al frijol rojo. Una manzana de frijol rojo te puede dar (en rendimiento) entre ocho y diez quintales, según las condiciones que tienen los productores y el frijol negro anda alrededor de 15 hasta 20 quintales por manzana, […] además el frijol negro tiene resistencia al cambio climático, es resistente a plagas, entonces no solo es una bondad nutritiva”, explicó Vega.