El Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Salud (MINSA) continúa con la jornada de limpieza y concientización de las familias nicaragüenses con el objetivo de prevenir las enfermedades y evitar más casos positivos de la fiebre Chikungunya y Dengue, acción que se refleja en cada una de las familias que han acatado las orientaciones de las autoridades sanitarias.

Beatriz Gutiérrez, pobladora del barrio Memorial Sandino ubicado en el distrito III, cada mañana pone en práctica las orientaciones que durante varias semanas les han venido brindando la brigada de médicos, abatizadores y fumigadores con respecto a la eliminación de criaderos.

“Todos los días limpio mi casa, el jardín, la calle y contribuyo a la limpieza de mi cuadra junto a los vecinos, nos gusta vivir en lo limpio porque de esta manera estamos previniendo las enfermedades. Recordemos que la salud es responsabilidad nuestra y no solo del gobierno o del Minsa” afirmó.

Al igual que ella, todos sus vecinos abrieron las puertas de sus viviendas para que las brigadas de fumigación y abatización ingresaran a inspeccionar los recipientes con agua, patios, logrando de esta manera cerciorarse que no haya criaderos.

“En nuestra casa hay niños y mi papá que es un anciano, razones por las que cada día nos preocupamos por evitar las enfermedades y que los zancudos no crezcan en los barriles y baldes, todos los días los lavamos y nosotros hemos venido haciendo caso a las recomendaciones de los médicos” destacó Milton Mairena.

Por su parte el doctor Alejandro Ortiz, director del Centro de Salud, Edgard Lang afirma que el trabajo en conjunto con otras instituciones del Poder Ciudadano ha permitido que las familias se apropien de las medidas higiénicas que deben desarrollar en sus domicilios.

“Seguimos dándole continuidad al programa integral para erradicar las enfermedades que en este momento nos afectan como el Dengue y Chikungunya. Continuamos con la fumigación, abatización de las viviendas y concientización de las familias porque consideramos que no debemos bajar la guardia ante esta situación”.

En el distrito III las autoridades sanitarias permanecen atentas ante los casos febriles y una vez identificados reciben la atención necesaria para garantizar la vida de las familias de este sector de la capital.